Acordes en el Bajo:
cómo se forman y tipos

Bajista, que nadie te diga que tocar Acordes en el Bajo es imposible, que suenan mal, o que no merece la pena estudiarlos.

Es verdad, no es frecuente utilizarlos en un entorno grupal, pero eso no quiere decir que no necesites estudiarlos.

Al fin y al cabo, son imprescindibles si quieres comprender la armonía moderna. Y conocer cómo se construyen, o cuáles son sus notas, es fundamental para tocar de forma inteligente, improvisar o componer.

Y es que, no olvides que una de las funciones del Bajo es conducir la armonía y guiar al resto de instrumentos.

Además, qué narices, los Acordes en el Bajo suenan preciosos si se saben utilizar y ejecutar correctamente, y pueden convertirse en un gran recurso de técnica para tus líneas.

Pero claro, para llegar a ello primero debes comprender perfectamente su estructura.

No te preocupes, ¿estuviste atenta/o a la Lección de las Tríadas en el Bajo? entonces ya deberías saber qué es un acorde, cómo se forma, y cuáles son los cuatro tipos básicos.

Ahora bien, no podemos obviar que nuestro instrumento no está diseñado para tocar acordes como en una guitarra.

Y no solo por tener las cuerdas y trastes muy separados. Sino porque que varias notas de frecuencias tan bajas, sonando al mismo tiempo, pueden crear falta de definición y nitidez musical.

Por eso, como Bajistas debemos conocer cuáles son las posiciones idóneas para tocar Acordes en el Bajo, y saber adaptar su estructura.

Es decir, saber de qué Intervalos o notas de los Acordes podemos prescindir, sin que ello suponga alterar sus cualidades.

¿Estás preparada/o? pues venga, ¡empecemos!

Juntos
suena más y mejor

Bajista, si te gusta esta clase no olvides que tu apoyo es fundamental para que pueda seguir creando más y mejores contenidos 100% gratis y sin publicidad, ¿me ayudas?

Qué son los Acordes

Bajista, como decía en la introducción, en este punto del Curso de Bajo ya beberías ser capaz de dar una definición simple y exacta de qué es un Acorde.

¿Serías capaz de hacerlo ahora mismo? venga, va, ¿qué son los acordes?

Si aún andas un poco despistada/o, podríamos decir que un acorde musical es simplemente varias notas sonando de forma simultánea.

Aunque, una definición más «afinada» sería:

Los Acordes son la agrupación tres o más notas distintas separadas por Intervalos de tercera consecutivos, que suenan al mismo tiempo.

Es decir, como puedes ver en la imagen, los acordes son en su forma más básica una Tríada con todas sus notas dispuestas de forma armónica.

Claro que, como vamos a aprender en este artículo, no siempre tienen por qué tener «solo» tres notas.

Pero bueno, avancemos poco a poco.

Porque aún muchos se estarán preguntando si realmente se pueden tocar acordes en el Bajo, o incluso cuál es el motivo de aprenderlos si después «no se van a utilizar».

Por qué estudiar Acordes

Muchos creen que estudiar acordes es lo mismo que aprender a tocarlos, y realmente no tiene por qué ser así.

El objetivo principal de estudiar acordes en el Bajo eléctrico no es tanto su interpretación técnica, como su utilidad para dominar la armonía y desempeñar nuestra función musical de forma inteligente.

Me explico, los Acordes son un recurso musical imprescindible para Bajistas por 3 motivos:

  • Permiten definir y conducir la armonía del grupo.
  • Sustentan la creación de líneas de Bajo e improvisaciones.
  • Ayudan a comprender y dominar el diapasón y sus notas.

Sé que parecen motivos muy genéricos. Pero comprender esto es de especial importancia si has empezado a tocar el Bajo sin tener conocimientos, por ejemplo, de guitarra o piano.

Pues en ambos instrumentos los acordes son tan frecuentes que, incluso sin estudiar armonía, permiten adquirir una libertad musical progresiva (aunque sea de oído) que un Bajista no desarrolla de forma innata.

Por lo que, si no comprendemos qué son los acordes, cómo se forman o se utilizan, lo más probable es que estemos tan perdidos que no sepamos ni qué tocar.

Es decir, terminaremos estudiando de memoria qué escalas se pueden tocar sobre qué acordes, o incluso probando al azar qué notas suenan bien.

¿Empezamos a ser más libres?

Venga, vamos a ver cómo se forman los acordes antes de estudiar los diferentes tipos que vamos a aprender a tocar en el Bajo eléctrico.

Cómo
se forman los Acordes en el Bajo

Cómo acabamos de ver en la propia definición de los «Acorde», y como ya estudiamos en la Lección de las Tríadas, los Acordes se forman a partir de un mínimo de tres notas.

Siendo más exactos, tres notas que forman parte de la estructura de una Escala, y que están separadas entre sí por Intervalos de tercera:

Los Acordes se forman a partir de un grupo de notas cuya relación relación interválica son intervalos de tercera consecutivos a partir de la fundamental o raíz.

De este modo, podemos decir que los Acordes en su forma más básica tienen la siguiente estructura de Intervalos:

  • Primera
  • Tercera de la primera
  • Tercera de la tercera

Por ejemplo, si tomamos como referencia la Escala mayor de Do (C), y seleccionamos las notas contando terceras a partir de su tónica (una de cada dos), obtendríamos el siguiente acorde:

  • Notas: Do – Mi – Sol

Ahora bien, lo que he resumido en la imagen anterior es simplemente un ejemplo del tipo de acorde más básico que podemos construir:

Pero, si te fijas, aún podemos sumar un Intervalo de tercera más, ¿verdad?

Exacto, podríamos añadir la nota correspondiente al grado VII (Si), obteniendo un acorde de 4 notas (Acorde tetrada con séptima):

Y es que, claro:

Los Acordes pueden estar formados (a priori) por tantas notas como terceras consecutivas podamos sumar antes de llegar de nuevo a su tónica o fundamental.

¿Que quiero decir con esto? que los acordes pueden tener hasta 7 notas en el rango de 2 octavas.

Es decir, pueden estar formados por 2 tipos de Intervalos:

Intervalos simples

Los intervalos simples con los que se pueden formar los Acordes son aquellos que están comprendidos dentro de la primera octava de la Tónica.

Por lo que, si contásemos terceras consecutivas a partir de la tónica de una escala, obtendríamos hasta 3 Intervalos simples antes de llegar a su octava:

  • Tercera (3)
  • Quinta (5)
  • Séptima (7)

Estos Intervalos nos permiten formar la estructura básica de un acorde.

Es decir, definen sus características principales y sonoridad. Y, como podrás deducir, a partir de ellos podemos construir acordes de 3 o 4 notas:

  • Acordes tríada (3 notas): 1 – 3 – 5
  • Acordes séptima (4 notas): 1 – 3 – 5 – 7

Claro que, como ya sabes, la calidad de los Intervalos puede variar según el patrón de semitonos de la escala de referencia.

Por lo que podemos obtener tantos tipos de acordes estándar como combinaciones existan a partir de los siguientes Intervalos simples:

PrimeraTerceraQuintaSéptima
Justa (1)Mayor (3)Justa (5)Mayor (7)
Menor (♭3)Aumentada (5)Menor (♭7)
Disminuida (♭5)Disminuida (♭♭7)
Intervalos simples de los Acordes

Intervalos compuestos

Los intervalos compuestos con los que se pueden formar los Acordes son aquellos que superan el rango de la primera octava contando también terceras consecutivas a partir de la séptima:

  • Novena (9)
  • Oncena (11)
  • Trecena (13)

Nota: en los acordes no utilizamos los intervalos compuestos de 10ª, 12ª y 14ª, pues equivalen a las notas de acorde (3ª, 5ª y 7ª) y no aportan nada. Si tienes dudas en cuanto a la relación entre Intervalos simples y compuestos revisa el Anexo 1 de la Unidad 7: Intervalos compuestos en el Bajo.

Estos Intervalos nos permiten extender la estructura básica de un acorde.

Es decir, no definen ni afectan al carácter general del acorde, sino que aportan diferentes matices y colores.

Por eso, a estas notas las llamamos Tensiones o Extensiones de los acordes.

Y, como podrás deducir, gracias a ellos podemos obtener acordes de 5, 6 o incluso 7 notas, a los cuales los llamamos Acordes extendidos o de:

  • Novena (5 notas): 1 – 3 – 5 – 7 – 9
  • Oncena (6 notas): 1 – 3 – 5 – 7 – 9 – 11
  • Trecena (7 notas): 1 – 3 – 5 – 7 – 9 – 11 – 13

Claro que, al igual que sucede con los Intervalos simples, la calidad de los compuestos también puede variar según el patrón de semitonos de la escala de referencia.

Por lo que podemos obtener tantos tipos de acordes extendidos como combinaciones existan a partir de los siguientes Intervalos compuestos:

  • Intervalos de novena:
    • Menor (♭9): 13 semitonos.
    • Mayor (9): 14 semitonos.
  • Intervalos de oncena:
    • Disminuida (♭11): 16 semitonos.
    • Justa (11): 17 semitonos.
    • Aumentada (11): 18 semitonos.
  • Intervalos de trecena:
    • Menor (♭13): 20 semitonos.
    • Mayor (13): 21 semitonos.
NovenaOncenaTrecena
Mayor (9)Justa (11)Mayor (13)
Menor (♭9)Aumentada (11)Menor (♭13)
Disminuida (♭11)
Intervalos compuestos de los Acordes

Extensiones
de los Acordes en el Bajo

Como acabamos de ver, las extensiones de los acordes son aquellas notas que superan la primera octava con respecto a la tónica.

Es decir, los Intervalos de tercera consecutivos que preceden a la séptima, y se encuentran a más de 12 semitonos de distancia de la primera nota del acorde:

  • Novena (9)
  • Oncena (11)
  • Trecena (13)

Dicho de otro modo, son las notas definidas a partir de los Intervalos compuestos que estudiamos más arriba, y que, como comentaba, no afectan a la calidad/tonalidad del acorde.

Sino que su función es agregar tensión (generalmente sobre un acorde de séptima). De ahí que sea común denominar a estas notas como:

  • Tensiones

Pero, ¿para qué sirven exactamente las Tensiones de los Acordes?

Las tensiones permiten agregar distintos matices y colores extra a los acordes para:

  • Enriquecer la sonoridad de un acorde o canción.
  • Resaltar la función armónica de una composición.
  • Crear pasajes interesantes en transiciones de acordes.

Ahora bien, que tengamos hasta 3 tensiones, no quiere decir que podamos utilizarlas libremente, o todas juntas.

Y es que, en función de la escala sobre la que estemos trabajando, las tensiones de los acordes pueden ser consideradas:

Seguro que algo de esto te suena de cuando estudiamos las Escalas en el Bajo y los Modos griegos.

¿Recuerdas que te hablé de notas a evitar al enseñarte las diferentes escalas y sus acordes? Bueno, ahora vas a entenderlo.

Pero antes de explicarte porque suelen recibir el nombre de tensiones, permíteme comentarte un detalle:

Las extensiones (o tensiones) de los Acordes son la octava justa de los Intervalos simples pares (2, 4 y 6).

Intervalo simplesTIntervalo compuestosT
Segunda2Novena14
Cuarta5Oncena17
Sexta9Trecena21
Equivalencia de Intervalos simples y compuestos de los Acordes

Tensiones disponibles

Las Tensiones disponibles son aquellas notas que se pueden encontrar en la escala del acorde, y que no generan disonancia con la tríada o cuatriada.

Es decir, suenan bien y están en consonancia con las demás notas tanto de la escala como del acorde.

Pero, ¿cómo se sabe si una tensión no es disonante en el contexto de un acorde? ¿no es un poco subjetivo?

En la armonía occidental hay 2 reglas para saber si una tensión está disponible en un acorde:

  • Está a más de 1 semitono de distancia con respecto a la nota anterior.
  • No forma tritono (tres tonos consecutivos) con otra nota del acorde o escala.

¿Y si una de ella se incumple?

Tensiones no disponibles

Las Tensiones no disponibles son aquellas notas que se pueden encontrar en la escala del acorde, y que generan disonancia con la tríada o cuatriada.

Es decir, no suenan bien cuando se combinan con las demás notas tanto de la escala como del acorde.

Y, ¿cómo se sabe si una tensión es disonante en el contexto de un acorde?

Pues sencillo, incumpliendo una de las 2 reglas que te comentaba antes:

  • La tensión está a 1 semitono de distancia con respecto a la nota anterior.
  • Forma tritono (tres tonos consecutivos) con otra nota del acorde o escala.

De este modo, siempre que una tensión cumpla una de estas condiciones, la consideraremos como una nota a evitar.

Aunque como excepción a estas dos reglas están los acordes de dominante y, por supuesto, tu propio criterio musical.

Pero bueno, ya iremos viendo estos ejemplos conforme estudiemos los distintos tipos de acordes.

De momento pongamos un ejemplo para entender esto de las tensiones fijándonos en la Escala frigia:

IIIIIIIVVVIVII
Do (C) frigioDoRe♭Mi♭FaSolLa♭Si♭
DistanciassTTTTsTT
Intervalos1♭2♭345♭6♭7
Tensiones♭911♭13
Tensiones de la Escala Frigia

Si observas la tabla, la oncena (11) es una tensión disponible ya que se encuentra a 1 tono de la tercera menor (♭3).

Sin embargo, la novena (Re♭) y la trecena (La♭) son tensiones no disponibles por encontrarse a 1 semitono de la nota anterior.

De este modo, diríamos que su acorde cuatriada sobre su primer grado (I) solo tiene disponible la oncena:

  • 1 – ♭3 – 5 – ♭7 (♭9 – 11 – ♭13)

Tipos
de Acordes en el Bajo eléctrico

Estupendo, Bajista. Ahora que ya sabes cómo se forman los acordes, ya podemos entrar de lleno en su clasificación y tipología.

Y, en este sentido, debes saber

Para ello, nos fijaremos tanto en su número de notas, como en la calidad o especie de sus Intervalos.

De este modo, podríamos decir que la clasificación general en la que se engloban todos los tipos de acordes es la siguiente:

Clasificación de Acordes
Tríada
Séptima
Extendidos
Sexta
Añadidos
Suspendidos
Quinta
Clasificación general de Acordes

Nota: a continuación tienes el resumen de todos los tipos de acordes que estudiaremos en el Curso de Bajo. Sigue los enlaces para acceder a los anexos los que te explico de forma detallada cada acorde, y cómo se adapta al Bajo eléctrico para aprender a tocarlos.

Acordes Tríada

Los Acordes tríada son el tipo de acorde más básico, ya que están formados por tres notas (mínimo necesario para que se considere acorde):

  • Fórmula: 1 – 3 – 5

Conforme a esta estructura, y en función de las diferentes combinaciones de las calidades de sus intervalos, encontramos los siguientes 4 tipos de Acordes tríada en el Bajo:

Acordes tríadaCifradoFórmula
MayorTónica, M, maj, △1 – 3 – 5
Menorm, min, –1 – 3♭ – 5
Aumentadoaug, +, (#5)1 – 3 – #5
Disminuidodim, º, (♭5)1 – 3♭ – 5♭
Tipos de Acordes tríada

No obstante, debo decir que esta clasificación no es del todo precisa, ya que estos 4 acordes no son los únicos que tienen tres notas.

Por ejemplo, podríamos incluir aquí los Acordes Suspendidos (sus) que también tienen tres notas. Pero por no ser ni mayores ni menores, prefiero clasificarlos a parte (un poco más abajo te lo explico).

Nota: a través de los enlaces de la tabla anterior puedes acceder a cada uno de los anexos de los Acordes tríada, en los que te explico cómo los puedes tocar en el Bajo eléctrico.

Acordes de Séptima

Los Acordes de Séptima son el tipo de acordes cuatríada más importante, y se forman al añadir una séptima a los acordes tríada:

  • Fórmula: 1 – 3 – 5 – 7

Conforme a esta estructura, y en función de las diferentes combinaciones de sus intervalos alterados, encontramos los siguientes 8 tipos de Acordes de Séptima en el Bajo:

Acordes de SéptimaCifradoFórmula
Séptima Mayormaj71 – 3 – 5 – 7
Séptima de dominante71 – 3 – 5 – 7♭
Menor séptima mayormMaj7, m7M1 – 3♭ – 5 – 7
Menor séptimam71 – 3♭ – 5 – 7♭
Aumentado con séptima mayormaj7#51 – 3 – 5# – 7
Aumentado séptima7#5, aug71 – 3 – 5# – 7♭
Semidisminuidom7♭51 – 3♭ – 5♭ – 7♭
Séptima disminuidadim71 – 3♭ – 5♭ – 7♭♭
Tipos de Acordes séptima

Acordes de Sexta

Los Acordes de Sexta son un tipo de acordes cuatríada que se forman al añadir una sexta a los acordes tríada:

  • Fórmula: 1 – 3 – 5 – 6

Es decir, este tipo de Acordes no se forman de un modo natural (a partir de terceras consecutivas), y lo más normal es que se construyan a partir de una tríada mayor con sexta mayor.

No obstante, conforme a su estructura de intervalos y alteraciones posibles, también puedes encontrar sextas en modo menor. Por lo que diferenciamos los siguientes tipos de Acordes de Sexta:

Acordes de SextaCifradoFórmula
Sexta61 – 3 – 5 – 6
Menor Sextam61 – 3♭ – 5 – 6
Tipos de Acordes sexta

Acordes extendidos

Los Acordes Extendidos son acordes de 5, 6 y 7 notas que se forman al añadir tensiones sobre los Acordes séptima, conforme a la disponibilidad de las mismas.

  • Novena (9)
  • Oncena (11)
  • Trecena (13)

En este sentido, cabe destacar que no se deben confundir con los Acordes añadidos (add), los cuales no suelen tener séptima (salvo los acordes con trecena).

Y, como ya hemos visto, tienen la misma funcionalidad armónica que los acordes tríada. Solo que sus tensiones disponibles agregan un color diferente y característico.

Acordes extendidosCifradoFórmula
Novena de dominante91 – 3 – 5 – ♭7 – 9
Mayor novenamaj91 – 3 – 5 – 7 – 9
Menor novenam91 – ♭3 – 5 – ♭7 – 9
Novena menor♭91 – 3 – 5 – ♭7 – ♭9
Novena aumentada#91 – 3 – 5 – ♭7 – #9
Oncena111 – 3 – 5 – ♭7 – 9 – 11
Mayor oncenamaj111 – 3 – 5 – 7 – 9 – 11
Menor oncenam111 – ♭3 – 5 – ♭7 – 9 – 11
Oncena aumentada#111 – 3 – 5 – 7 – 9 – #11
Trecena131 – 3 – 5 – ♭7 – 9 – 11 – 13
Mayor trecenamaj131 – 3 – 5 – 7 – 9 – 11 – 13
Menor trecenam131 – ♭3 – 5 – ♭7 – 9 – 11 – 13
Tipos de Acordes extendidos

Acordes añadidos

Los Acordes Añadidos suelen ser acordes cuatríada con novema y oncena, los cuales se forman al añadir una tensión sobre un acorde tríada (generalmente mayores y menores).

  • Novena añadida (add9): 1 – 3 – 5 – 9
  • Oncena Añadida (add11): 1 – 3 – 5 – 11

Pero, ¿qué sucede con los acordes de trecena añadida (add13)?

Los acordes tríada con la tensión 13 añadida (sin séptima) son en realidad un Acorde de Sexta (1-3-5-6), ya que la trecena es la octava justa de la sexta.

Entonces, este es el único caso de los acordes añadidos en los que añadimos la trecena sobre Acordes de séptima, normalmente sobre séptima de dominante (7dd13).

Acordes AñadidosCifradoFórmula
Mayor con novena añadidaadd91 – 3 – 5 – 9
Menor con novena añadidamAdd91 – ♭3 – 5 – 9
Sexta con novena añadida6add91 – 3 – 5 – 6 – 9
Menor sexta con novena añadidam6add91 – 3♭ – 5 – 6 – 9
Mayor con oncena añadidaadd111 – 3 – 5 – 11
Menor con oncena añadidamAdd111 – ♭3 – 5 – 11
Séptima con trecena añadida7add131 – 3 – 5 – 7♭ – 13
Tipos de Acordes añadidos

Acordes suspendidos

Los Acordes Suspendidos son acordes que rompen con uno de los fundamentos principales de los acordes, y no tienen tercera en su estructura.

En este sentido, encontramos dos tipos de acordes supendidos:

  • Segunda suspendida (sus2): 1 – 2 – 5
  • Cuarta suspendida (sus4): 1 – 4 – 5

Ahora bien, no debes confundirlos con los Acordes añadidos de novena (add9) y oncena (add11), aunque ya sepas que son octavas, aunque en algunos casos veas que su cifrado es add2 y add4 respectivamente.

Mientras que los añadidos sí tienen tercera, los suspendidos nunca.

Acordes AñadidosCifradoFórmula
Segunda suspendidasus21 – 2 – 5
Sexta con segunda suspendida6sus21 – 2 – 5 – 6
Séptima con segunda suspendida7sus21 – 2 – 5 – 7♭
Cuarta suspendidasus41 – 4 – 5
Sexta con cuarta suspendida6sus41 – 4 – 5 – 6
Séptima con cuarta suspendida7sus41 – 4 – 5 – 7♭
Novena con cuarta suspendida9sus41 – 4 – 5 – 7♭ – 9
Trecena con cuarta suspendida13sus41 – 4 – 5 – 7♭ – 9 – 13
Tipos de acordes suspendidos

Acordes Quinta

Por último, merece la pena mencionar los Acordes de Quinta, también conocidos como Power Chords.

Se trata de una excepción armónica a la regla fundamental de que un acorde necesita tener 3 notas para ser considerado como tal.

Este caso, los Acordes quinta solo 2 notas, y además prescinden la tercera. Que, como ya sabes, es es la que define la tonalidad del acorde:

  • Fórmula (5): 1 – 5

Así que no te preocupes si estás pensando que, conforme a la teoría, los acordes de quinta no son realmente acordes. No lo son.

Pero su uso es tan popular en estilos como el Rock o el Metal, que se han ganado un hueco entre los «verdaderos» tipos de acordes.

Acordes de QuintaCifradoFórmula
Quinta51 – 5
Tipos de Acordes quinta

Inversiones
de los Acordes en el Bajo

Estupendo, Bajista. Interesante el tema de los Acordes, ¿no crees?

Sí, imagino que llegados hasta aquí estás deseando que te diga cómo se tocan en el Bajo eléctrico. Pero ya sabes que me gusta ir paso a paso para que no te dejes nada en el tintero.

Por eso, antes de comentarte algunos aspectos básicos para aprender a tocar Acordes en el Bajo, y empezar a estudiar las posiciones de cada uno, creo imprescindible hablar de las inversiones.

¿Recuerdas cuando estudiamos las Inversiones de las Tríadas? pues en el caso de los Acordes es exactamente lo mismo.

Cuando hablamos de Inversiones, o acordes invertidos, hacemos referencia a cada uno de los estados en los que podemos encontrar un acorde en función de su nota en el Bajo.

Por lo que decimos que los Acordes pueden estar en posición o estado:

Claro que, hasta este punto del Curso, este asunto de las Inversiones lo hemos estudiado con 3 notas. Por lo que todo lo que ya sabes es aplicable a los Acordes tríada, o tríadas suspendidas.

Y como ya hemos visto que los acordes pueden tener más notas, entonces también tendrán más estados. ¿Los vemos?

Estado fundamental

Como ya sabes, el Estado fundamental de los Acordes es su posición natural conforme a su secuencia y orden Intervalos a partir de terceras consecutivas.

Por ejemplo, en el caso más simple de acordes (tríada mayor) sería:

FundamentalTerceraQuinta
Intervalos135
AlturasDoMiSol
Estado fundamental del Acorde tríada mayor

Es decir, que un Acorde está en posición fundamental cuando cumple lo siguiente:

  • Siempre la nota en el Bajo es la tónica.
  • Su progresión de alturas es ascendente.
  • Todas las notas son la tercera de la anterior.

¿Y qué sucede con los Acordes que tienen más notas? Exactamente lo mismo.

Por ejemplo, si tomamos como referencia el acorde de Do séptima de dominante (C7), su estado fundamental es:

FundamentalTerceraQuintaSéptima
Intervalos135♭7
AlturasDoMiSolSi♭
Estado fundamental del Acorde Séptima de dominante

Una vez más, cada nota del acorde sigue al pie de la letra el principio de que todas las notas a partir de la raíz sean la tercera de la anterior.

Pero, ¿qué sucede si ves un acorde en el que no detectas de forma clara la tercera ni la quinta? ¿no es un acorde?

Siempre que veas tres o más notas dispuestas armónicamente, es un acorde.

Pero si por ejemplo, la segunda nota no está a una distancia de tercera de la primara, entonces lo más probable es que sea un Acorde invertido.

No te preocupes, porque los acordes suelen ir junto con su cifrado. Y por supuesto que las Inversiones tienen el suyo propio.

Pero antes de enseñártelo, dejame que te detalle un poco más que son las Inversiones de los acordes.

Inversiones

Conforme a lo que acabamos de ver, si a un acorde en estado fundamental le alteramos su nota en el Bajo, obtenemos una inversión (no otra acorde distinto):

Las Inversiones de los Acordes son el resultado de configurar como nota más grave cualquier otra que no sea la fundamental.

De este modo, siempre que la nota en el bajo no sea la tónica, las notas que la preceden en la posición fundamental del acorde se desplazan una octava por encima.

Y, como ya sabrás, cuando la nota más grave es la tercera decimos que el acorde está en primera Inversión; si es la quinta en segunda inversión; etc.

Por lo que, cuantas más notas tenga el acorde, más estados invertidos tiene.

Por ejemplo, un acorde tríada tiene 2 inversiones. Pero si volvemos al ejemplo Do séptima de dominante (C7), este puede tener hasta cuatro estados distintos con 3 inversiones:

  • Primera inversión: 3 – 5 – ♭7 – 1
  • Segunda inversión: 5 – ♭7 – 1 – 3
  • Tercera inversión: ♭7 – 1 – 3 – 5
135♭7(1)(3)(5)
FundamentalDoMiSolSi♭
Primera inversiónMiSolSi♭Do
Segunda inversiónSolSi♭DoMi
Tercera inversiónSi♭DoMiSol
Inversiones del Acorde Séptima de dominante

Cifrado de las inversiones

Ahora sí, tal y como te decía unas líneas más arriba, no debes preocuparte a la hora de identificar Acordes invertidos.

Pues, lo más normal, es que veas el cifrado del acorde sobre su propia notación en el pentagrama o tablatura.

Y, ¿cómo es el cifrado de las Inversiones?

Muy sencillo, sabrás cuando un acorde está invertido cuando su cifrado estándar, precedido de la nota en el Bajo separada por el símbolo de la barra diagonal (/).

Es decir, las inversiones se cifran del siguiente modo:

  1. Cifrado del acorde
  2. Barra inclinada (/)
  3. Nota en el Bajo

Por ejemplo, revisando de nuevo el Acorde de Do séptima de dominante (C7), el cifrado de sus inversiones es el siguiente:

EstadoFórmulaNotasCifrado
Fundamental1 – 3 – 5 – ♭7C – E – G – B♭C7
Primera inversión3 – 5 – ♭7 – 1E – G – B♭ – CC7/E
Segunda inversión5 – ♭7 – 1 – 3G – B♭ – C – EC7/G
Tercera inversión♭7 – 1 – 3 – 5B♭ – C – E – GC7/B♭
Cifrado de las Inversiones del Acorde Séptima de dominante

Fácil, ¿no es cierto?

Pues con esto ya terminaríamos la teoría general, y ya podríamos empezar estudiar todos los tipos de Acordes en el Bajo eléctrico.

Y eso es lo que te voy a proponer a partir de aquí, no sin antes instar a que revises las consideraciones básicas antes de lanzarte a las cuerdas.

Porque tocar acordes en el Bajo es otra historia muy distinta a tocarlos en una guitarra, ukelele o piano.

Cómo tocar
Acordes en el Bajo eléctrico

El Bajo eléctrico es un instrumento diseñado para un cometido que, por supuesto, no es el de tocar acordes.

Su función es más conducir la armonía, pero no ejecutarla como tal. Aunque esto no quiere decir que no se puedan tocar acordes en el Bajo.

De hecho, todo lo contrario, los acordes sí deben formar parte del repertorio de técnicas de un Bajista, aún cuando su uso no sea habitual ni necesario.

Pero claro, es innegable que, debido a su diseño, el Bajo presenta una serie de dificultades y limitaciones a la hora de trasladar acordes a su diapasón:

  • Estructura y diseño
  • Número de cuerdas
  • Sonido y frecuencias

Por una parte, el Bajo tiene una separación de trastes y cuerdas mucho más elevada que, por ejemplo, una guitarra eléctrica.

Por eso, llegar a tocar todas las notas de un acorde suele ser algo imposible, a no ser que te disloques la muñeca, o compres un alargador de… dedos (mal pensada/o).

A parte de esto, y aunque nos moleste que nos digan «tu instrumento solo tiene 4 cuerdas», la realidad es esa.

Nuestro instrumento tiene cuatro cuerdas, y obviamente no nos ofrece mucha versatilidad a la hora de tocar acordes, incluso cuando hablamos de acordes tríada.

Y, por último, no hace falta decir que las frecuencias del Bajo son realmente graves.

Por lo que cuando tocamos 3 o más notas simultáneas solemos conseguir un sonido opaco y sin definición (especialmente cuando nos movemos en las primeras posiciones del mástil).

Pues bien, a pesar de todo esto, tocar acordes en el Bajo es posible. Y no solo eso, sino que suenan precisos.

Solo que es necesario tener en cuenta ciertas consideraciones:

Reduce el número de notas

«Aaaah, claro, ya están los Bajistas simplificando las cosas con sus 4 cuerdas…«.

Lo primero que debes tener en cuenta es que, aunque tengas un bajo de 6 cuerdas, lo más normal es adaptar cualquier tipo de acorde a «solo» 3 notas.

No importa si llevan séptima, o utilizas tensiones. Tres notas es suficiente para resaltar la sonoridad y función de ese acorde.

Y no te desanimes si piensas que con una guitarra puedes tocar acordes con más notas.

La realidad es que, en la guitarra, los acordes más utilizados también son de 3 y 4 notas. Solo que al tener más cuerdas, repiten sus notas en más octavas.

Pero claro, su sonido es más agudo y frío que el del Bajo. Por eso a nosotros con acordes de tres notas nos sobra para obtener acordes con cuerpo.

En este sentido, lo más habitual es suprimir la quinta y sustituirla por la octava de la fundamental (igual que se suele hacer en guitarra).

De este modo, conseguimos un sonido más limpio, definido y bonito sin afectar a la calidad del acorde. Aunque claro, también depende de la posición del mástil…

Toca a partir del traste 12

Debido a lo que te comentada de la amplia separación de trastes y cuerdas, es lógico que las posiciones más cómodas para tocar acordes en el Bajo sea la zona baja del diapasón.

En esta parte los trastes están más juntos, y podemos colocar la mano de una forma más natural y cómoda para tocar distintas cuerdas al mismo tiempo.

Aunque, bueno, este consejo también tiene que ver con lo que te comentaba del sonido del Bajo eléctrico.

Nuestras frecuencias ya son suficientemente amplias y profundas como para combinarlas.

Por eso, tocar acordes en los trastes inferiores nos facilita conseguir un sonido más brillante y limpio que, si por ejemplo, tocásemos en el traste cinco.

Así que el consejo que todos te van a dar es que traslades las notas del acorde a esa zona del mástil.

Aunque si por lo que sea quieres (o necesitas) trasladarlos más arriba, entonces confórmate con tocar solo la primera y tercera del acorde.

Y claro, si necesitaras utilizar séptimas y tensiones, entonces lo mejor sería hacer uso del tapping.

Por ejemplo, tocando la tónica en las posiciones más graves del Bajo, y el resto de notas en los trastes inferiores.

Pero esto ya es otra historia que, de momento, no vamos a estudiar.

Estudia diferentes Voicings

Por último, al igual que hicimos para estudiar notas, intervalos o escalas, es imprescindible estudiar diferentes posiciones de los acordes.

O mejor dicho, los diferentes Voicings.

Es decir, un acorde en estado fundamental es un voicing, y cada una de sus inversiones es otro distinto.

Pero también lo es cada una de las posiciones en las que se puede tocar un mismo acorde en un mismo estado. O las digitaciones en las que decidimos trasponer octavas, e incluso suprimirlas (para obtener intervalos más abiertos), y que el acorde suene más limpio en el bajo.

Todos estos casos son diferentes voicings.

Y cuantos más voicings aprender mejor. Pues más fácil te será familiarizarte con los acordes, las transiciones entre ellos, o incluso su uso en diferentes líneas de Bajo.

Anexos
y ejercicios

Bajista, esta es la Lección principal de la Unidad 10 del Curso Bajo para principiantes.
A continuación tienes los anexos y ejercicios que la complementan antes de pasar a la Unidad 11.

Acordes tríada en el Bajo

Aprende a tocar la Tríada mayor en todas sus posiciones y tonos, y práctica tu técnica de mano con la rutina de ejercicios que te propongo.

Acordes séptima en el Bajo

Aprende a tocar la Tríada menor en todas sus posiciones y tonos, y práctica tu técnica de mano con la rutina de ejercicios que te propongo.

Bajista,
necesito tu ayuda

paraBajoeléctrico.com es un proyecto gratuito y autogestionado, al cual dedico una gran cantidad de horas de trabajo, esfuerzo y dedicación en mi tiempo libre. Si te gustan los contenidos, y quieres apoyarme, estaré tremendamente agracido si comentas, compartes, o me invitas a un café para ayudarme a seguir despierto. Gracias, Bajista!

  1. Nuevamente gracias por tomarte el tiempo de enviar tan importante material, lo valoro mucho porque e aprendido bastante en tan poco tiempo, muchas gracias !!

    Responder
  2. Mamma mía!!! A estudiar se ha dicho!
    Muchas gracias por el temazo y a ver cómo me disloco los dedos para tocar esos acordes, jajaj!!!
    Ánimo y espero una práctica sobre el asunto, a ver si me lo sé cuando llegue…
    Abrazos.

    Responder
    • Hola Rafa, muchísimas gracias por el comentario y el apoyo.
      Poco a poco iré sacando acordes y ejercicios en el bajo, precisamente para no dislocarnos los dedos jjjj.
      Espero que, mientras, este contenido te sirva para aprender cosas nuevas y útiles.
      Un fuerte saludo, bajista!

      Responder
  3. Graaaande, Maestro!
    Una lección más explicada de forma completa y directa. Yo le sigo el paso a cada clase, y siempre practicando. ¡Que sepa que su esfuerzo es muy bien recibido, profesor! Gracias por todo.

    Responder
    • Hola João, muchas gracias por cada palabra y por confiar en los contenidos del curso.
      Espero que lo que está por venir siga cumpliendo tus expectativas.
      Pero recuerda que yo solo escribo palabras para motivar, vos sois el verdadero profesor. Y, con ganas y esfuerzo, el mejor que jamás tendrá :)
      Una vez más, gracias por estar ahí.
      Un fuerte saludo, bajista!

      Responder

Deja un comentario