Octavador
para Bajo: Guía de compra y uso

Tocar una nota y que también suene su octava (aguda y/o grave) para obtener un sonido más dinámico, grueso y potente, e incluso efectos Dub muy profundos. Por eso el pedal octavador para Bajo es uno de los pedales imprescindibles para Bajistas.

En esta guía analizo contigo los mejores modelos y marcas para que sepas elegir el Octavador que mejor encaja contigo. Aunque si necesitas profundizar un poco más en este efecto, qué hace y cómo funciona, sigue leyendo y entenderás por qué se trata de un pedal tan versátil y utilizado en infinidad de estilos.

Mejor pedal octavador para Bajo

Mejor octavador
para Bajo eléctrico recomendado

Aquí tienes 3 de los mejores octavadores para Bajo del mercado en cuanto a calidad/precio se refiere. Los que te recomiendo como primera opción dentro de su gama:

  1. Mi favorito
  2. Recomendado
  3. De entrada

De menos a más económico, esta selección tiene un claro enfoque a Bajistas con distinto nivel y/o exigencias, siendo todos ellos los que mejor equilibrio general tienen en cuanto a prestaciones, ventas y valoraciones.

Pero no son los únicos, y a continuación también encontrarás otros modelos que pueden encajar mejor para necesidades más específicas.

Nota: todas mis recomendaciones se basan en mi experiencia, así como en las opiniones de otros muchos Bajistas. Pero no dejes de revisar y comparar sus características por ti misma/o para elegir bajo tu propio punto de vista y criterio.

1. Aguilar Octamizer

De todos los pedales octavadores especialmente diseñados para el Bajo eléctrico, el renovado Aguilar Octamizer creo que se merece el reconocimiento de estar en el número 1 de los topes de gama.

Un octavador analógico que puede sonar un poco vintage, robusto como nada, versátil como muchos, y con unos controles realmente fáciles de manejar.

¿Quieres un sonido limpio pero agresivo con una sub-octava? lo tienes. ¿Prefieres una señal octavada para subgraves de cara al Dub? lo tienes.

Pero no solo lo tienes y ya. Es que el efecto que consigue es realmente limpio en todas sus posibilidades.

Así que, tratando de ser objetivo, creo que no hay un octavador de Bajo con mejor equilibrio de calidad en todos los sentidos, si para ti no es problema pagar su coste.

De lo contrario, no te preocupes, la alternativa ¿perfecta? la tienes a continuación

Aguilar Octamizer Bass Octave

Un pedal octavador para Bajo que nunca falla.

2. EBS OctaBass

el EBS Octabass Blue Label (sí, su etiqueta es verde, tampoco lo entiendo) es un pedal con una buena respuesta y seguimiento, un sonido redondo, y además equilibra muy bien la señal original del Bajo.

Este es el octavador específico para Bajo que te recomendaría como primera opción si quieres un pedal robusto, compacto y sencillo de manejar, sin llegar a ser del todo simple.

Por eso no es de extrañar que sea de los más vendidos, y que solo le haga la competencia en su rango de precios el MXR Bass Octave Deluxe que te enseñaré después del siguiente.

Aún así he decidido poner este por delante porque me parece que la gama de pedales EBS Blue Label es toda una referencia en su gama, y se merece el Top 2.

Ahora bien, si tú solo quieres probar, lo más probable es que estés buscando algo más barato. ¿Lo hay? sí, lo tienes justo abajo.

EBS OctaBass Blue Label

Un Octavador versátil con una excelente relación calidad/precio.

3. MarkBass Octaver

En el Top 3, el in-cre-í-ble Octave Raw Series de la marca MarkBass. El octavador específico para Bajo eléctrico más económico, simple y eficaz que conozco, y el que sin duda te recomiendo si quieres probar (a no ser que no te gusten los pedales pequeños).

Ofrece un tracking (ya te hablaré de esto) muy rápido incluso en sonidos más graves, y consigue que tu tono sea claro y potente.

Pero, lo que más destacado de este pequeño octavador es que tiene solo 2 controles, y no necesita ni uno más para mezclar los niveles de la señal original y la octava como desees.

¿El resultado? desde la combinación de la señal original más la octavada para un sonido potente y robusto, hasta un tono «Bass Synth» para lanzar subgraves a tus oyentes.

MarkBass Octave Raw Series

Octava grave y subgraves en un pedal minimalista.

MXR BO Deluxe

Un pedal Octavador para Bajo con un gran carácter, súper versátil, y personalidad propia, que para una gran mayoría destaca por encima del EBS OctaBass en cuanto a sonido limpio y respuesta inmediata.

Boss OC-5

No está en mi Top 3 por no ser específico para Bajo, pero para muchos es el mejor octavador de guitarra que puede tener un Bajista, incluso por delante del EBS o cualquier MXR por su precio.

MXR Vintage BO

¿El hermano pequeño del MXR Deluxe? en absoluto, salvo por ser más pequeño, y compartir el realce de medios. Este ofrece la posibilidad de jugar con 2 octavas Bajas (¿quizá con menos definición?).

TC electronic
Sub ‘N’ Up Mini

El octavador súperventas más barato si solo quieres probar.

KMA
Queequeg 2 Sub

¿Un octavador de Boutique bonito, fantástico y económico?

Octavadores
más vendidos

A continuación tienes los Pedales octavadores para Bajo más vendidos y mejor valorados.
Haz clic para conocerlos y leer las opiniones de Bajistas que ya los han probado.

Qué hace
un Octavador de Bajo eléctrico

El Octavador es un pedal de efectos dentro de la categoría de procesadores de Pitch-Shifting que, como su nombre da a entender, genera octavas.

Es decir, permite que una misma nota pueda sonar en diferentes frecuencias.

El Pedal octavador es un procesador de efectos diseñado para generar sonidos una o dos octavas por encima o por debajo de las notas originales.

De este modo, lo que hace es duplicar o dividir a la mitad la frecuencia de la señal del Bajo, para sincronizarlas y que se escuchen al mismo tiempo (trackear).

El pedal Quint Machine de T-Rex un Octavador para guitarra y Bajo muy Top por su bajo precio, cuyo valor diferencial está en poder añadir también una quinta (este es el que yo uso).

Este efecto se hizo popular gracias a Jimi Hendrix, y como puedes imaginar no tardo mucho en emplearse sobre el Bajo eléctrico.

De hecho, aunque no se puede considerar un pedal básico, es tan popular que si es un imprescindible en cadena de efectos de cualquier Bajista.

¿Quieres saber por qué, o para qué puede servir exactamente?

Para qué sirve un octavador

Como hemos visto, el Octavador es un pedal bastante simple de entender: actúa sobre la tonalidad de la señal agregando diferentes intervalos de octava a cada nota.

Por lo que su principal función es expandir la gama de frecuencias del Bajo eléctrico para agregar profundidad y riqueza al sonido de la señal original, y su uso habitual suele ser para conseguir la octava grave de la nota que tocamos:

El octavador se utiliza sobre todo para engordar el sonido del Bajo eléctrico, dando la sensación de escuchar dos instrumentos a la vez. Pero no es el único…

Ahora bien, dejarlo aquí sería quedarnos cortos.

Y es que muchas personas cuando escuchamos hablar por primera vez del octavador ni tan si quiera nos imaginamos que también sirve para conseguir sonidos de sintetizador profundos y envolventes.

De hecho, lo habrás escuchado en cientos de ocasiones en temas de Hip Hop, Dub, Pop o música electrónica, y que muchas personas no asocian ni tan siquiera al Bajo eléctrico (si no se escucha!).

Por qué utilizar un octavador

Personalmente, no creo que sea un básico, pero el pedal octavador sí me parece un imprescindible para ampliar las posibilidades naturales del Bajo eléctrico.

A continuación te hablo sobre los beneficios por los que podrías llegar a considerar utilizar un octavador con el Bajo para que me entiendas, y te cito algunos ejemplos de Bajistas que usan el octavador en distintos estilos.

Engordar el sonido grave

El principal beneficio visible del pedal octavador es que permite agregar una o dos octavas graves al sonido, y crear líneas de Bajo con más punch y desgarro.

Es decir, añade una sensación de mayor peso y profundidad, siendo especialmente útil cuando deseamos que el Bajo tenga un mayor impacto en una canción. Que suene más potente sin la necesidad de recurrir a la distorsión.

Este es el primer uso que se nos viene a la cabeza cuando pensamos en un Octavador, y también el más extendido entre los Bajistas de estilos Rock/Metal.

Por ejemplo, Tim Commerford (Bajista de Rage Against the Machine) utiliza mucho el Octavador en una gran parte de sus líneas de Bajo, creando un impacto sonoro muy distintivo en canciones tan conocidas como Killing in the Name.

Pero bueno, esto no es una regla. Sino eschucha Earth Song de Michael Jackson, y atenta/o a la fuerza que aporta el Bajo cuando entra en juego el Octavador.

Ampliar el registro agudo

El propósito contrario al anterior, y quizá menos conocido, es el de agregar octavas agudas al sonido para crear líneas de Bajo más expresivas, ágiles y brillantes.

De esta manera, nos permite extender el rango tradicional del Bajo (normalmente tres octavas), llegando a simular un Bajo eléctrico de 8 cuerdas. Algo muy útil en Jazz, o durante la ejecución de pasajes solistas

Eso sí, creo que esta forma de utilizar el octavador es muy sutil, y la verdad que me cuesta poner ejemplos claros. Así que tengo que tirar de oído sin estar muy seguro.

Por ejemplo, lo percibo ligeramente en la línea de Bajo de Jaco Pastorius en Teen Town de Weather Report, o en el solo de Guy Pratt durante la interpretación de Money en el Delicate Sound of Thunder de Pink Floyd (1988).

Y, aunque escucharás de todo, para mí que el Bajista de Muse, Adam MacDonald, tira de octava aguda (rozando el rollo sintetizador) en Hysteria usando también un Fuzz.

Conseguir sonidos «Synth»

Siguiendo el último punto, es posible que aunque no sea tan conocido, el uso más utilizado en la industria musical del Octavador sea para conseguir sonidos similares a los de un sintetizador.

Básicamente, muchos modelos de Octavadores brindan la posibilidad de experimentar con sonidos más envolventes a través de Subgraves, y que encajan perfectamente en la música urbana.

De hecho, además de ser un efecto claramente utilizado en estilos como el Hip-Hop, el Dub y la música electrónica, también lo encontramos en el Funk o Acid Jazz (tipo Jamiroquai), en infinidad de temas Pop, y sobre todo en el Trap.

Y aquí sí que podemos poner ejemplos hasta hartarnos: Bad Guy de Billie Eilish; This Is How We Do It de Montell Jordan; Like a Prayer de Madona; etc.

Pero si te soy sincero, prefiero destacar la línea de Bajo de Pino Palladino en el tema de Paul Young I’m Gonna Tear Your Playhouse Down, o la de Tony Levin en Sledgehammer de Peter Gabriel.

Mejorar la expresividad

Por último, el pedal octavador puede ser una herramienta realmente útil a la hora de explorar sonidos y efectos, ya que nos abre todo un abanico de posibilidades creativas a la hora de expresarnos.

Esto sucede si llevamos al extremo sus parámetros, y lo combinamos con diferentes técnicas o uso de otros pedales. Aunque la forma más directa de hacerlo es cambiando la zona de ejecución del Bajo eléctrico, ya que el efecto de la octavación no suena igual si pulsamos las cuerdas en el puente que en la zona del mástil.

Por eso, es un gran pedal que puedes aprovechar para buscar nuevas armonías, o crear texturas únicas que destaquen la funcionalidad del Bajo.

Como ejemplo de lo que quiero decirte con todo esto, no se me ocurre uno mejor que la improvisación del Bajista de Snarky Puppy, Michael League, en la edición deñ Bass Bash de 2014, y que puedes visualizar en este enlace.

Con esto finalizo este apartado, con el que espero haberte dado ideas y argumentos de sobra como para considerar la importancia del Octavador en el Bajo eléctrico.

Cómo funciona
un Octavador de Bajo eléctrico

Sin entrar detalles, revisemos el funcionamiento básico de la octavación.
Para ello hablaremos del tracking y de los controles que podríamos encontrar en un octavador.

El pedal Electro Harmonix Micro POG, posiblemente uno de los octavadores de guitarra que más se usan en el Bajo. ¿Lo recomiendo? por su precio, para mí no es una opción.

Ten en cuenta que a diferencia de otros pedales de efectos, en los octavadores vamos a encontrar una gran variedad de controles en función de la marca o modelo.

En este sentido, es obvio que todos van a incluir uno que ayude a manejar la octavación, pero cada uno tiene su propio carácter, no todos ofrecen lo mismo y, por consiguiente, podremos encontrar parámetros que permiten ajustar el tono conforme a sus particularidades propias.

Todo dependerá del seguimiento (tracking), el circuito o el formato del propio pedal.

Por eso voy a dar solo unas pinceladas para que, cuando revises los diferentes pedales octavadores, sepas valorar las diferencias sobre el funcionamiento básico, y después revises los parámetros característicos de cada modelo.

División de señal

De forma general, el proceso más básico (e imprescindible) que realiza un pedal octavador en primer lugar, es dividir la señal de entrada.

Digo de forma general porque no soy un técnico en la materia, y seguro que la historia cambia en diferentes modelos. Pero vaya que, básicamente, cuando el procesador detecta la señal original la divide en dos caminos:

  • Uno en la que se va a reducir o duplicar su frecuencia para generar octavas.
  • Otro en el que la mantiene intacta de cara a la posterior mezcla entre ambas.

A partir de aquí es donde entra la clave fundamental: la capacidad de seguimiento de la señal del circuito, y que conocemos como Tracking.

Tracking (seguimiento)

Si ya has investigado un poco acerca de los mejores octavadores para Bajo en diferentes sitios, te habrás dado cuenta que se repite mucho eso de «trackea bien» o «tiene un buen seguimiento».

Si no es tu caso, no te preocupes, lo verás por todas partes. Y no es de extrañar, porque si un octavador trackea mal, mal vamos.

Pero, ¿Qué significa el tracking o seguimiento?

El pedal octavador funciona detectando la señal del Bajo eléctrico en todo momento, y cambiando su tono para duplicar o dividir a la mitad la frecuencia de las notas.

Es decir, realiza un seguimiento de todos los sonidos que entran a su circuito, y esto es ni más ni menos lo que conocemos como tracking (otros efectos también actúan de esta manera, pero de diferentes formas).

Al comienzo, este seguimiento era puramente analógico, y además monofónico. Esto implicaba que, en el momento que detectaban más de dos notas a la vez (acordes), el octavador tendía a equivocarse y volverse impreciso.

Hoy en día el Tracking suele ser un proceso totalmente digital, y además polifónico. De esto modo, los octavadores modernos pueden detectar casi cualquier señal que reciban, y desplazarla correctamente.

Mezcla de señales

Una vez que el octavador ya ha generado las octavas Altas y/o Bajas, lo siguiente antes de enviar la información a la salida del pedal es mezclar las distintas señales.

En función del modelo, y de cómo lo configures, aquí podrá haber un proceso de mezcla de tantas señales como octavas permita configurar más la señal original.

Aquí lo más importante es que el pedal haya realizado un buen seguimiento de nuestra dinámica.

Es decir, que sea capaz de replicar en cada nota tanto el ataque inicial con el que la pulsamos, como el sustain y el decaimiento natural de cada sonido, conforme a sus características originales.

Si no es capaz de realizar esta tarea con precisión y rapidez, no habrá un buen equilibro, y es probable que todo suene más artificial de lo normal.

A partir de aquí, todo depende de cómo configures los controles de tu octavador, Bajista.

Controles de octavación

Si has revisado los octavadores recomendados para Bajo eléctrico al principio de esta guía, ya te habrás dado cuenta que cada uno «va a su bola», y que como mucho hay 1 que coincide: el «Dry».

No te vuelvas loca/o con esto, al final es un efecto relativamente sencillo de utilizar, y no tienes que comprender demasiado.

Solo coger tu pedal, y pasarte unas cuantas horas probando los diferentes parámetros que te permite configurar.

Dicho esto, yo creo que cabe resaltar los siguientes controles que, aunque tengan diferentes nombres, o no estén en todos, sí puedes encontrarte en un pedal octavador:

Octavas

Tengan el nombre que tenga, la mayoría de pedales incluyen un control que te permite ajustar el nivel de la señal de cada octava que es capaz de procesar.

De este modo, podremos seleccionar el volumen o peso de cada señal octavada que se envía a la mezcla de forma independiente.

Dry/Wet

Dry, Wet o Mix (o todo) es el control con el que podemos regular la mezcla general entre la señal original (Dry o seca) y la octavada (Wet o húmeda).

En este caso, generalmente lo que nos permite es seleccionar la proporción entre la señal original y la de las octavas.

Tone/Filter

Algunos modelos de pedal octavador cuentan con un control de tono o filtro que permite ajustar la calidad tonal de las octavas generadas.

Esto se puede utilizar tanto para suavizar como para realzar ciertas frecuencias, y tener mayor control sobre el sonido octavado.

Pedales para bajo más usados

Conclusiones
acerca del pedal octavador

Genial Bajista, espero que esta guía sobre el pedal octavador para Bajo eléctrico te haya resultado útil para resolver dudas, o para saber qué modelo elegir si quieres comprar uno.

Otra cosa es que hayas llegado hasta aquí porque aún estás indecisa/o, y no sabes muy bien si este efecto realmente te conviene o no.

¿Quieres saber lo que pienso al respecto?

Octavador para Bajo ¿Sí o no?

Aquí la idea es, ¿quieres un sonido de Bajo en distintas alturas para mejorar la presencia o sonar más melódico? el octavador es una herramienta que nunca va a sobrar en tu configuración, por muy sutil que lo configures.

Con este pedal puedes crear líneas de Bajo más impactantes, añadir profundidad y textura a tus interpretaciones, además de poder explorar nuevas posibilidades sonoras al igual que con otros efectos.

Eso de tocar una nota y escucharla enriquecida con una octava más alta o más baja, abre todo un mundo de posibilidades creativas muy interesantes para cualquier músico, pero (en mi opinión) especialmente para los Bajistas.

¿Por qué? porque además de darnos un extra de presencia, es uno de los efectos más versátiles y que mejor encajan en diversos estilos musicales.

Desde rock, funk, jazz, hasta música experimental, el octavador es un omnipresente.

Además, no importa el nivel que tengas porque es muy fácil de utilizar (no es uno de esos efectos que requieren horas y horas de prueba y error hasta encontrar el tono deseado).

Entonces, ¿con esto quiero decir que sí o sí debes comprar un pedal octavador?

Mi punto de vista

Para mí, al igual que para una inmensa mayoría, el pedal octavador es un must en la cadena de efectos de cualquier Bajista que utiliza diferentes procesadores para buscar nuevas texturas sonoras.

De hecho, junto con la distorsión, creo que es de los primeros que me compraría (de hecho, fue el primero) para adentrarme en el mundo de los efectos de Bajo.

Y es que, independientemente de si necesitamos mayor profundidad en una base, o brillo en un solo, ya sabes que los Bajistas muchas veces nos podemos sentir algo solos cuando no nos acompaña ninguna guitarra.

Pues con este pedal no sucede, ya que nos da esa textura de dos instrumentos al «unísono». Y créeme si te digo que es una pasada.

Por ejemplo, es genial para estilos Rock/Metal, en los que si a mayores le metes un Overdrive o Fuzz… ¡Boom!

Pero no solo eso. Debido a la capacidad de algunos modelos para crear subgraves, es casi un efecto obligatorio en ciertos estilos como el Dub, el Hip-Hop urbano o Trap, y también el Funk (en este último a mí me parece que queda genial combinado con un Envelope Filter.

Así que… sí. Ya sea para un sonido potente, o para encontrar texturas brillantes, el octavador en el Bajo tiene el potencial increíble, y por eso es uno de los pedales más a tener en cuenta.

Ahora bien, si no lo vas a utilizar con tu grupo, ni en casa para ensayar, componer o divertirte, guárdate el dinero para otro efecto, o para salir de cañas. Eso de gastar por capricho es tontería.

Y tú, ¿Qué opinas, Bajista? no olvides dejar tus impresiones en los comentarios, y mantengamos el debate abierto.

¡Nos vemos en el Groove!

Preguntas frecuentes
sobre los pedales octavadores

¿Dónde colocar el octavador dentro de la cadena de efectos?

Aunque cómo colocar los pedales es algo muy personal, el octavador se suele situarse al principio de la cadena de efectos (después de los pedales de dinámica y antes de la distorsión) para que la señal entre limpia y el pedal pueda rastrear correctamente las notas.

¿Puedo utilizar un octavador de guitarra en el Bajo?

Sí, como todos los pedales de efectos. De hecho, aunque como vemos en esta guía hay octavadores diseñados específicamente para el Bajo, a menudo es habitual utilizar otros en función de los requisitos o preferencias de cada Bajista.

¿Es lo mismo un octavador que un armonizador?

Se parecen y son similares, pero no es el mismo pedal. Mientras que el armonizador te permite generar diferentes intervalos, incluidas las octavas, el octavador no aunque el T-Rex que te enseño aquí te permita añadir quintas como excepción.

Bajista,
necesito tu ayuda

paraBajoeléctrico.com es un proyecto gratuito y autogestionado, al cual dedico una gran cantidad de horas de trabajo, esfuerzo y dedicación en mi tiempo libre. Si te gustan los contenidos, y quieres apoyarme, estaré tremendamente agracido si comentas, compartes, o me invitas a un café para ayudarme a seguir despierto. Gracias, Bajista!

Deja un comentario