El ritmo musical

Esta MEGA Guía para comprender el Ritmo musical es la versión ampliada de la Lección 4 de nuestro Curso de Bajo para autodidactas.

Aquí aprenderás qué es el ritmo, cómo se mide y cuáles son los elementos que definen su estructura. Una guía didáctica con imágenes y consejos para conocer lo necesario sobre el Ritmo, y su importancia en el Bajo eléctrico.

El ritmo musical

💃 Qué es el Ritmo musical

Todo el mundo dice saber qué es el Ritmo musical. Pero, ¿realmente es así?, ¿sabrías dar una definición exacta del Ritmo?, ¿podrías decir qué elementos construyen su estructura?

Tu respuesta como músico, y especialmente como bajista, debe ser un Sí rotundo. Porque ya sabes que una de las funciones del Bajo es marcar la base rítmica junto con los instrumentos de percusión (además de traducirla al lenguaje de la melodía).

Así que, bien porque estás siguiendo nuestro Curso de bajo, o porque quieres aprender Teoría musical:

Qué es el ritmo

El Ritmo es un movimiento fruto de la repetición cíclica y ordenada de elementos con fuerzas opuestas. Una fuerza organizativa que crea un patrón cronológico en el que se suceden los acontecimientos de cualquier disciplina (sonidos, imágenes, pasos, palabras, latidos, etc.)

De este modo, podríamos decir que:

El Ritmo musical es el patrón o repetición con el que se suceden los sonidos (y silencios) musicales. Un movimiento constante, medido y controlado, que organiza todos los elementos de una obra musical en un marco temporal determinado.

Pero definiciones hay muchas, y puede que muy ambiguas. Así que atenta/o a lo que se viene para entender mejor qué es el ritmo musical.

Porque en esta lección vamos a estudiar juntos cuáles son sus elementos y estructura, así como el valor rítmico de los sonidos (las notas musicales), las figuras musicales, y la importancia de los silencios, entre otras muchas cuestiones.

¿lista/o?

La estructura del ritmo musical

Algunas personas y expertos dicen que la estructura del ritmo se compone de 3 elementos, y otras que de 4. Nosotros, a nuestra manera, preferimos decir que, los elementos que forman el ritmo son 1+3.

Que no te preocupe. Al final es lo mismo decir uno, dos, tres o cuatro. Eso sí, es probable que la clasificación que hacemos sobre la estructura del ritmo no se estudie en los conservatorios (no nos importa).

Lo importante es no olvidarnos de ninguno de ellos, y comprender en qué consiste cada elemento forma clara. Y, para mi, creo que es más fácil explicártelo desde el siguiente punto de vista.

Los elementos del Ritmo musical

Decimos que el elemento principal del ritmo es uno, porque consideramos el Pulso como el origen básico de todos los demás elementos que lo construyen.

Es decir, sin pulso no hay música. No hay vida. No hay nada (bueno, sí, silencio. Aunque este tampoco sería un «silencio musical»).

Y es a partir del pulso que encontramos los otros 3 elementos del ritmo musical. Que no son conceptos menos importantes, por supuesto, pero sí descienden en mayor o menor medida de él.

Porque al propio ritmo vital del pulso lo que conocemos como tempo; al pulso que destaca por encima de otros acento; y a las diferentes combinaciones y agrupaciones de pulsos como Compás.

¿Entiendes entonces por que decia eso de 1 + 3?

Lista de Elementos del Ritmo musical

Sea cual sea la explicación acerca del ritmo y su estructura, son 4 los elementos o conceptos que debes conocer, y que vas a aprender en esta Lección:

❤️ El pulso musical

Ahora que ya hemos entrado en materia «rítmica», profundicemos más en cada uno de los elementos del Ritmo. Y vamos a empezar, cómo no, por el Pulso musical.

¿Qué es el pulso musical?

El Pulso es la unidad básica con la que medimos el tiempo, y lo entendemos como la sucesión de “pulsaciones” que se repiten de forma constante y, generalmente, regular

Cómo se expresa el pulso

De este modo, cada pulsación es la unidad de medición mínima del ritmo musical, y la expresamos a través de:

  • Pulsaciones, pulsos o latidos (beats)

Por eso antes decíamos que el pulso es el elemento más destacable del ritmo, al estar íntimamente relacionado con el origen de otros conceptos como el tempo, el compás… y sí, el Groove en general.

El Ritmo musical: Pulso musical

⏰ El tempo musical

Como acabamos de ver, el pulso es una repetición de latidos que se suceden a una determinada frecuencia o velocidad.

Y, ¿cómo llamamos a la velocidad del pulso? Exacto, tempo musical. Un concepto que habrás escuchado en infinidad de ocasiones.

¿Qué es el tempo musical?

El tempo es la velocidad a la que se repiten los diferentes latidos del pulso. Por lo que podríamos definirlo como la frecuencia cardíaca de la música

Claro, entonces es posible que te surja la siguiente pregunta: ¿cómo se mide y expresa la velocidad de latidos musicales?

Indicación metronómica del tempo

Ya que se trata de un término que hace referencia a repeticiones por minuto, la medición del tempo se expresa en:

  • Latidos por minuto (beats per minute)

También es posible que lo veas expresado en términos de pulsaciones por minuto (ppm). Pero nosotros nos quedamos con bpm ya que es lo habitual en inglés y, nos guste o no, es el idioma por excelencia en multitud de recursos para bajo.

Sea como sea, dado que hablamos de pulsaciones o latidos por minuto, el tempo siempre viene expresado en términos numéricos (pudiendo ir acompañado, o no, de las siglas “bpm”).

  • Por ejemplo: 60 bpm

Esto es lo más habitual, y lo conocemos como indicación metronómica. Y, por eso, al principio de las partituras y las tablaturas es común que veas el símbolo de una Figura Negra, seguido del valor numérico del ritmo.

Tempo musical figura negra

¿Por qué una Negra? porque a ella se le atribuye por lo general el valor de 1 pulso. Pero bueno, espera, un poco más adelante lo veremos en profundidad.

Como decimos, que la indicación metronómica del tempo sea la más habitual, no quiere decir que sea la única.

Indicación expresiva del tempo

El tempo, de una manera histórica, también se puede indicar mediante ciertas expresiones que dan una orientación general sobre la velocidad de una obra.

Es muy probable que muchas de ellas las conozcas, o al menos te suenen de las clases de música que tanto te aburrían en la escuela. Sí, sí, esas raras expresiones en italiano como por ejemplo:

  • Lento (40-60 bpm)
  • Adagio (66-76 bpm)
  • Andante (76-108 bpm)
  • Allegro (110-168 bpm)

Estos son algunas de las más conocidas. Si quieres ver la lista completa, ya sabes, en Wikipedia puedes consultarla si sientes curiosidad y te sobra el tiempo (clic aquí).

Y, ¿ya está, con esto se ya podemos dar ritmo a la música? bueno… en términos minimalistas, sí.

Claro, la magia musical está en jugar con los pulsos, su velocidad e intensidad, para crear patrones rítmicos. Algo que no sería posible si, de vez en cuando, no acentuáramos alguno de de esos pulsos.

Pero antes de explicar el acento, veamos un ejemplo gráfico de un tempo musical normal:

  • Pulso a un tempo de 100 bpm (Andante)

El Ritmo musical: el tempo

👏 El acento musical

Bajista, hemos llegado al momento clave del pulso musical. Ese en el que nos liberamos, y soltamos toda la adrenalina que nos provoca la teoría musical.

Ese momento en el que damos un golpe en la mesa como diciendo «¡Basta ya, queremos tocar!». Ese en el que pasamos de una sucesión fría, constante y monótona de latidos, a una un poco más sustancial. Ese en el que… bueno, ya paro.

¿Qué es el acento musical?

El acento es un pulso (latido) al que se le da un mayor énfasis, o fuerza, y nos ayuda a esclarecer la agrupación de un determinado número de pulsos, distinguiendo los fuertes de los débiles.

Es, por tanto, un elemento imprescindible para construir frases en música, y dar relieve y profundidad a la expresión musical.

Cómo se expresa el acento

El acento puede reflejarse en una nota, un golpe, un silencio, o un acorde.

Pero, se exprese como se exprese, es un pulso sobre el que se aplica cierta energía para poder estructurar el ritmo de una composición. Por eso se le suele llamar también Pulso acentuado.

Dónde se coloca el pulso acentuado

Por lo general, el pulso acentuado suele ser (de forma natural) el primer pulso de un grupo o secuencia (pulso fuerte).

Y, en combinación con el resto de pulsos de la secuencia (pulsos débiles), crea la estructura rítmica que llamamos un Compás.

Pero también hay casos en los que el acento no es el primer pulso. Es decir, en los que el inicio de una melodía no es un tiempo fuerte, sino uno débil.

Cuando esto sucede, decimos que es una Anacrusa, y da como resultado lo que llamamos Ritmo asincopado.

Pero, vaya, que no vamos a entrar en este tipo de cuestiones.

Así que, veamos un ejemplo gráfico de pulsos con acento, antes de pasar al último elemento de la estructura del ritmo musical: el Compás:

  • Pulso a 100 bpm con acento en el primero de cada cuatro

El Ritmo musical: Acento o pulso acentuado

📏 El compás musical

Pulso, latidos, tempo, acentos… ¿y todo esto para qué?.

Pues todos estos conceptos para llegar al Compás, el resultado final de jugar con la frecuencia cardíaca de la música, y elemento culmen de una estructura rítmica.

¿Qué es el compás musical?

El compás es una estructura métrica compuesta por grupos de pulsos (compases), los cuales se forman a través de partes acentuadas (pulsos fuertes), en contraposición con las partes átonas (pulsos débiles).

Es decir, que el compás divide el tiempo de una obra musical en partes iguales. Y, en función de cómo estén organizados y divididos los pulsos de sus agrupaciones, obtenemos un tipo de compás u otro.

Pero antes veamos la representación del compás.

Cómo se escribe el compás

Como ya sabrás, el compás general de una obra musical se expresa gráficamente a través de una fracción numérica con dos dígitos.

Cómo se escribe el compás musical

Esta fracción (que realmente no se lee como una división, sino como una multiplicación) se encuentra en la mayoría de los casos al inicio del pentagrama o tablatura. Y los diferentes compases se separan a través de una barra vertical.

Pero, claro, ahora te surgirá la duda:

¿Qué significa cada número que define el compás?

  • El numerador (numero superior) indica el número de pulsos o tiempo que entran en un compás.
  • El denominador (numero inferior) indica la unidad de medición básica de cada pulso (figura musical de referencia).

Dicho de otro modo:

Los números del compás nos informan de cuántos pulsos forman cada grupo, y cuál es la figura de referencia para cada uno, siendo en su conjunto la guía para saber cuantas notas o silencios podemos incluir por compás.

Y ahora sí.

Ya podemos hablar de las distintas posibilidades para organizar los pulsos, y cómo estos se pueden subdividir, dando lugar a los distintos compases.

Como se clasifican los compases

Los compases se pueden clasificar en función de dos criterios básicos:

Según el número de pulsos o tiempos por compás: como hemos visto hasta este preciso instante, cada entidad formada por el Pulso acentuado y los que le siguen (débiles) hasta el siguiente acento. Por ejemplo, uno de cada dos, uno de cada tres, etc.

Tipos de compases número de pulos
  • Binario: se acentúa el primer pulso de cada dos, formando grupos de 2 tiempos.
  • Ternario: se acentúa el primer pulso de cada tres, formando grupos de 3 tiempos.
  • Cuaternario: se acentúa el primer pulso de cada cuatro, formando grupos de 4 tiempos.
  • Irregular: se acentúa el primer pulso de diferentes grupos a los anteriores.

Y según el tipo de subdivisión de cada pulso: del mismo modo que el compás se divide en partes iguales con un mismo número de pulsos, cada pulsación se puede subdividir en dos o tres partes iguales. De este modo tenemos:

Tipos de compases subdivisión de pulos
  • Compás simple (Compás de subdivisión binaria): cada pulso se subdivide en 2 partes iguales, y tiene el valor de un sonido.
  • Compás compuesto (Compás de subdivisión ternaria): cada pulso se subdivide en 3 partes iguales, y tiene el valor de un sonido con puntillo.

Por eso, independientemente de si el compás es binario, ternario, o cuaternario:

  • En un compás simple, el denominador indica la figura que llena cada pulso.
  • En un compás compuesto, el denominador indica la figura que llena cada tercio de ese pulso.

Dicho así puede parecer un poco lioso o complicado. Pero realmente es muy sencillo de entenderlo si revisamos algunos de los tipos de compases más utilizados de forma gráfica.

Tipos de compases más utilizados

En función de la combinación de pulsos y subdivisiones tenemos diferentes tipos de compases con los que podemos obtener diferentes posibilidades rítmicas.

Y estos son, quizá, los compases más utilizados:

Compás binario de subdivisión binaria 2/4

Compás binario de subdivisión binaria 2/4

Este compás se llama compás de dos cuartos o compás de dos por cuatro (2/4).

El numerador (2) indica que cada compás se divide en 2 tiempos iguales, y el denominador (4) que en cada uno de esos tiempos hay una Negra.

Por lo que un Compás 2/4 tiene una duración de 2 negras.

Compás binario de subdivisión ternaria 6/8

Compás binario de subdivisión ternaria 6/8

Este compás se llama compás de seis octavos o compás de seis por ocho (6/8).

El numerador (6) indica que cada compás se divide en 6 tiempos iguales, y el denominador (8) que en cada uno de esos tiempos hay una Corchea.

Por lo que un Compás 6/8 tiene una duración de 6 Corcheas (dos Negras con puntillo).

Compás ternario de subdivisión binaria 3/4

Compás ternario de subdivisión binaria 3/4

Este compás se llama compás de tres cuartos o compás de tres por cuatro (3/4).

El numerador (3) indica que cada compás se divide en 3 tiempos iguales, y el denominador (4) que en cada uno de esos tiempos hay una Negra.

Por lo que un Compás 3/4 tiene una duración de 3 Negras.

Compás ternario de subdivisión ternaria 9/8

Compás ternario de subdivisión ternaria 9/8

Este compás se llama compás de nueve octavos o compás de nueve por ocho (9/8).

El numerador (9) indica que cada compás se divide en 9 tiempos iguales, y el denominador (8) que en cada uno de esos tiempos hay una Corchea.

Por lo que un Compás 9/8 tiene una duración de 9 Corcheas (tres Negras con puntillo).

Compás cuaternario de subdivisión binaria 4/4

Compás cuaternario de subdivisión binaria 4/4

Este compás se llama compás de cuatro cuartos o compás de cuatro por cuatro (4/4).

El numerador (4) indica que cada compás se divide en 4 tiempos iguales, y el denominador (4) que en cada uno de esos tiempos hay una Negra.

Por lo que un Compás de 4/4 tiene una duración de 4 Negras.

Compás cuaternario de subdivisión ternaria 12/8

Compás cuaternario de subdivisión ternaria 12/8

Este compás se llama compás de doce octavos o compás de doce por ocho (12/8).

El numerador (12) indica que cada compás se divide en 12 tiempos iguales, y el denominador (8) que en cada uno de esos tiempos hay una Corchea.

Por lo que un Compás 12/8 tiene una duración de 12 Corcheas (cuatro Negras con puntillo).

Y ahora sí:

¿por qué sabemos que los compases cuyo denominador es 4 quiere decir que la figura de cada pulso es una Negra?, y ¿por qué en los que es 8 corresponde a una Corchea?.

🎶 Figuras musicales o figuras rítmicas

Las figuras musicales (también llamadas figuras rítmicas) son símbolos rítmicos que sirven para indicar cuánto tiempo debe durar un sonido. Es decir, nos dicen cuál es la duración de una nota dentro de un determinado compás.

De este modo, en función de la forma de la figura musical podemos deducir cuál es su valor rítmico relativo. Y decimos relativo, pues el valor temporal de la figura depende del tempo y el compás.

Grosso modo, también son la representación visual de las notas en el sentido de que, como vimos en la Lección 3, una posición más elevada o más baja en el pentagrama, alude directamente a la altura del sonido.

Todas las figuras musicales

¿Quieres saber cuáles son las figuras musicales o rítmicas? Hoy en día, en la música occidental, hay vigentes 7 Figuras musicales:

  • Redonda
  • Blanca
  • Negra
  • Corchea
  • Semicorchea
  • Fusa
  • Semifusa

Por supuesto, estas no son las únicas figuras rítmicas que se han utilizado toda la historia musical. También hay otras figuras musicales que no se usan actualmente:

Por ejemplo, la garrapatea o la semigarrapatea, que agruparíamos a continuación de la semifusa, y que expresan un sonido de muy corta duración. O las conocidas como Máxima, Longa y Cuadrada, que estarían antes de la Redonda, e indicaban sonidos con una duración bastante largas.

Representación gráfica de las figuras musicales

De forma gráfica, cada figura musical tiene un diseño único y diferente, para ayudarnos a identificar visualmente su duración relativa.

Figuras musicales ritmicas

No obstante, pese a que todas son diferentes, el dibujo de las figuras musicales juega con la presencia o ausencia de 3 partes comunes:

  • Cabeza
  • Plica
  • Corchete

Valor rítmico de las figuras

Lo primero que debes tener en cuenta es que la figura musical con más valor es la Redonda, y decimos que es la figura rítmica de valor entero.

Por eso, la Redonda es la figura de referencia para determinar el valor de las demás. Siendo este valor la mitad justa de la figura anterior.

El valor rítmico de las figuras musicales

De este modo, si ordenamos las figuras musicales de mayor a menor duración, tenemos que, el valor rítmico de las figuras en pulsos o tiempos es:

  • Redonda es el entero (1) y equivale a 4 pulsos;
  • Blanca es la mitad justa de una redonda (1/2) y equivale a 2 pulsos;
  • Negra es la cuarta parte de una redonda (1/4), y equivale a 1 pulso;
  • Corchea es la octava parte de una Redonda (1/8), y equivale a 0’5 pulsos (1/2 de pulso);
  • Semicorchea es 1/16 de una redonda y equivale a 0’25 pulsos (1/4 de pulso).
  • Fusa es 1/32 de una redonda, y equivale a 0’125 pulsos (1/8 de pulso).
  • Semifusa es, por último, 1/64 de una redonda, y equivale a 0’0625 pulsos (1/16 de pulso).

Por eso en un compás de x/4, o x/8 la figura que determina la duración de los pulsos es una Negra o una Corchea respectivamente (1/4 es un Negra y 1/8 la Corchea).

¡Ah! y claro, por eso para indicar el tempo de una obra se utiliza la Figura Negra. Porque su duración normalmente es la equivalente a 1 pulso o tiempo.

Por ejemplo: en un tempo de 60 bpm la Negra dura 1 segundo, la Redonda 4 (la blanca dos, etc.).

Y, ¿el valor rítmico de las figuras es siempre el mismo? No. Puede variar en función del tipo de compás. Pero no vamos a entrar en estos temas por el momento.

🤫 Los silencios musicales

Cada una de las figuras rítmicas que acabamos de ver tiene su equivalente en un silencio (ausencia total de sonido), y son lo que conocemos como silencios musicales.

Por lo que, sencillamente, hay un total de 7 silencios musicales) con la misma duración o el mismo valor rítmico que su figura.

Y no, nadie se ha complicado en ponerles un nombre propio, sino que todos ellos se llama en función de la figura a la que equivalen.

Silencios musicales

⏳ Los signos de prolongación

Por último, solo nos queda una cosa más por ver: los signos de prolongación.

No nos vamos a extender mucho en ellos, pero es conveniente que los conozcas ya que son signos indican cuando debemos modificar la duración de un sonido.

Y, básicamente, hablaremos de 2 signos de prolongación:

  • El puntillo (el cual ya hemos mencionado)
  • La ligadura

Podríamos explicar también del calderón y del tenuto, pero esta lección ya es lo suficientemente larga, como para seguir profundizando en la Notación musical.

El puntillo

El puntillo es, como su nombre indica, un punto que se coloca a la derecha de la cabeza de una figura musical.

Puntillo valor rítmico

Se trata de un signo de prolongación que añade a la duración de la figura la mitad exacta de su valor.

Por lo que el valor del puntillo no siempre es el mismo. Sino que depende de la figura a la que acompañe, por ejemplo:

  • Si el puntillo acompaña a una Blanca, este tiene la duración de una Negra; si se coloca junto a la Negra, vale lo mismo que una corchea; si acompaña a una Corchea, su valor es de una semicorchea; etc.

La ligadura

En notación musical, la ligadura es una línea curva que une las cabezas de dos o más figuras, y es el equivalente a la suma en matemáticas. Es decir, sirve para indicar la suma de las duraciones de 2 o más sonidos.

Eso sí, las figuras (aún diferente) tienen que representar a una nota con el mismo nombre (misma altura). De este modo, la ligadura se utiliza para juntar la duración de los sonidos, siempre siempre y cuando sean el mismo (Re y re, la# y la#, etc.).

Esto quiere decir que dos notas se van a ejecutar como si fueran solo una. Por ejemplo:

  • Un Re con una duración de Blanca, ligado a un Re con una duración de Negra, tiene el mismo valor que un Re con el valor de una Blanca con puntillo.

Groover, tenemos más lecciones como esta para aprender a tocar el bajo.

👉 ¡Parabajoelectrico.com necesita tu ayuda!

Por favor, ayúdanos a compartir esta información acerca del Ritmo musical, y haz que llegue a otros bajistas como tú. Solo tienes que hacer clic en uno de los botones de abajo.

¡Muchas gracias!

Comparte este artículo!
Share on Facebook
Facebook
Pin on Pinterest
Pinterest
Tweet about this on Twitter
Twitter

🎙️ Comentarios, opiniones y reseñas «Ritmo musical»

4 comentarios en «El ritmo musical»

Deja un comentario

Suscríbete a la web con más Groove de Internet

    suscripción paraBajoelectrico.com