Guías

Auriculares para Bajo eléctrico

El Groove no entiende de horarios, y unos buenos auriculares son la herramienta perfecta para cuando no quieres que nadie te moleste a la una de la madrugada. Pero, ¿cuáles son los mejores auriculares para Bajo?

Icono de la web

Sergio Revuelta de la Peña

16 May 2020 • Revisión: 12 Ago 2022

Auriculares para Bajo:
la Guía definitiva

Los auriculares para bajo eléctrico pueden parecer innecesarios para empezar a tocar.

Pero si tienes algo de experiencia, ya te habrás dado cuenta de que realmente es un accesorio imprescindible desde las primeras semanas de práctica.

Y es que, pese a que al principio todos ensayamos a horas que los demás consideran «normales», conforme mejoramos cualquier momento empieza a ser bueno para coger el bajo y tocar.

Claro, que no todo el mundo lo entiende.

Es entonces cuando empiezan a molestarte con la excusa del descanso. ¿Quién quiere descansar cuando suenan unos buenos graves a las 2 de la madrugada?

¿Quien quiere prefiere dormir la siesta a bailar un Groove?

No importa. Como los bajistas somos personas con sentimiento y buen corazón, cuando esto sucede volvemos hacia nuestro equipo y…

¡No! no dejamos de tocar, nos ponemos los auriculares y listo. Ya nadie nos molesta con nimiedades.

Pero claro, si lo que quieres es escuchar bien el sonido de tu bajo eléctrico, los cascos de tu móvil o los que te regalaron en el tren no van a ser suficientes.

Además, ¿cualquier tipo de auriculares sirven para practicar el Bajo? ¿se pueden conectar directamente al instrumento?

Pues para eso he creado esta gran guía de auriculares. Para repasar contigo las características y requisitos de unos buenos auriculares para Bajo, y enseñarte algunos modelos recomendados.

¿Preparada/o para escuchar los graves como te mereces? adelante, Bajista!

Cómo saber qué auriculares para Bajo elegir

Cuando llega el momento de plantearse comprar unos auriculares para ensayar o grabar, la primera pregunta suele ser: ¿existen auriculares para Bajo?

Lo segundo, posiblemente, será: ¿puedo conectarlos directamente al Bajo eléctrico?

Entonces, lo más normal es que, al empezar a buscar soluciones te aparezcan cientos de resultados con los que te irán surgiendo nuevas dudas:

  • ¿Qué necesito para conectar los auriculares al bajo?
  • ¿Cuál es el mejor diseño?
  • ¿Qué tipo de conexión es la más adecuada?
  • ¿Cuál es el sistema más cómodo y recomendable?
  • ¿Deben tener alguna tecnología en especial?
  • ¿Qué respuesta de frecuencias es la más adecuada?

No te preocupes, afortunadamente has llegado aquí.

Y es que, me he esforzado por intentar hacer una guía completa y detallada para ayudarte a encontrar los mejores auriculares de bajo, sin tener que gastar cientos de horas buscando por Internet.

Eso sí, ya sabes que no lo voy a hacer con el típico «Top 5 de los mejores auriculares del año«.

Sino que te voy a ayudar a resolver todas las dudas que a mí también me invadieron en su día, y que estoy seguro de que te servirán para elegir el modelo que tú necesitas con criterio.

Porque hay tantos tipos, características y detalles, que elegir unos auriculares u otros puede parecer una pesadilla.

Ahora bien, lo mejor es que ya tienes claro que quieres unos auriculares para tocar el bajo. No para salir a correr o ir en el metro, ¿verdad?.

Saber para qué los quieres ya es un gran avance. Así que, venga, ¿qué te parece si empezamos desde el principio?

Tipos
de auriculares para Bajo

A la hora de diferenciar los distintos tipos de auriculares me veo obligado a separarlos por categorías generales:

Y es que todos los auriculares pueden combinar diferentes características que los hacen únicos.

Por lo que la clasificación debería ser mucho más detallada (pero también más compleja) si atendemos a las especificaciones técnicas de las que hablaremos en el siguiente punto.

Además, a la hora de hablar de auriculares para Bajo, cabe mencionar que, salvo que tengan algún tipo de preamplificador interno, todos te pueden servir.

Otra cosa muy distinta es que reproduzcan igual de bien las frecuencias graves, que te aislen mejor del ruido exterior, o que te sientas más o menos cómodos según su forma (entre otras cosas).

Por eso trataré de ayudarte clasificando los distintos tipos de auriculares en diferentes grupos según sus características, y después explicando las distintas especificaciones técnicas.

Listado general de tipos de auriculares para bajo

Si me preguntaras, y quisieras una respuesta rápida, te diría «estos son los 10 tipos de auriculares» entre los que puedes elegir para tocar el bajo:

In-EarOn-EarOver-Ear
AbiertosCerradosSemiabiertos
AlámbricosinlámbricosCancelación de ruido
Amplificados

Es decir:

  • En función del diseño hay 3 tipos de auriculares.
  • En función del sistema hay 3 tipos de auriculares.
  • Dependiendo de su conexión hay 2 tipos de auriculares.
  • Según su tecnología hay 2 tipos de auriculares.

Es por todo esto que creo más conveniente analizar las auriculares para Bajo punto por punto, y no decir «este es el que necesitas».

Qué debes saber de los tipos de auriculares

Diseño
de los auriculares para Bajo

Cuando hablo del diseño de los auriculares, me estoy refiriendo tanto al componente que se sitúa sobre nuestro oído, como al método de sujeción en nuestra cabeza.

Y en este sentido, podemos diferenciar claramente 3 tipos de auriculares:

Los In-ear son los clásicos auriculares que se sujetan por ir directamente en el interior de nuestro oído.

Mientras que los auriculares On-ear y Over-ear comparten las particularidad de estar formados por dos copas con almohadillas, que están unidas por una diadema.

De ahí que también se los conozca como Auriculares de diadema, y que debido a su mayor tamaño, también sean considerados como los mejores para escuchar música.

Y es que, el gran tamaño de las copas no solo sirve para albergar un altavoz y componentes electrónicos de mayor tamaño y mejor rendimiento. Sino que también actúan como caja acústica.

Pero, ¿qué te parece si vemos bien cuáles son las características de cada uno?

In-ear

Auriculares Intraaurales

On-ear

Auriculares Supraaurales

Over-ear

Auriculares Circumaurales

Auriculares In-ear (Intraurales)

Los auriculares del tipo In-ear, o intraurales, son los audífonos que se introducen en el oído.

Este tipo tiene la gran ventaja de adaptarse muy bien a la forma del oído, aislándolo del ruido ambiente de forma eficiente.

Además son pequeños y ligeros. Por lo lo que resultan muy cómodos (especialmente para largas horas de escucha, o para utilizar en el transporte público o durante la actividad física).

Debido a estas características, los auriculares intraurales son sin duda son los más utilizados por los usuarios para disfrutar de la música en el día a día con dispositivos portátiles.

Y, en función de su sistema de sujeción, podemos encontrar 2 tipos de auriculates in-ear:

  • In-ear estándar: se introducen y sujetan en el propio oído.
  • In-ear over-ear: se introducen en el oído pero, bien a través del propio cable, o de una carcasa, tienen una construcción que rodea a la oreja para una mejor sujección.

Sea como sea, lo malo de estos auriculares es que, debido a su tamaño, suelen tener un driver para todas las frecuencia. Lo que causa que muchos no tengan buena respuesta en graves.

Es decir, en un entorno profesional para monitorizar el Bajo eléctrico o la batería, pueden sonar muy fríos.

Para solucionar esto, los fabricantes optan por crear in-ears con varios drivers (cada uno para un determinado rango de frecuencias), y así ofrecer pequeños dispositivos con una excelente calidad.

Estos equipos son los utilizados por los músicos profesionales, especialmente sobre el escenario, gracias a la fidelidad de sonido y libertad de movimientos.

Pero su precio puede ser realmente elevado si los comparamos con auriculares de diadema que tengan especificaciones técnicas similares.

Sennheiser IE 100 PRO Clear

Tipo: In-ear
Modelo: over-ear

Oferta en Amazon

Oferta en Thomann

Auriculares On-ear (Supraaurales)

Los auriculares del tipo On-ear, o supraaurales, son los audífonos de copa que se apoyan sobre la oreja cubriendo la mayor parte del pabellón auditivo.

Este tipo tiene la gran ventaja de incluir drivers más grandes, y por tanto ofrecer mejor sonido que los in-ear, sin sacrificar la portabilidad.

Porque, a pesar de ser más pesados y voluminosos que los intraurales, tienen un tamaño bastante cómodo para llevarlos a cualquier parte, y suelen ser plegables (se pueden guardar fácilmente en una mochila o funda de bajo).

Por lo que los auriculares on-ear están diseñados para ofrecer un gran equilibrio entre calidad y portabilidad «on-the-go«, renunciando a ciertos matices de ambas características.

Esto no quiere decir que no sean adecuados en entornos profesionales, pero no son la mejor solución para mezclas, o para monitorizar el Bajo.

Por ejemplo, el hecho de apoyarse sin cubrir por completo el pabellón auditivo hace que no siempre se adapten bien al usuario:

  • No siempre aislan bien el ruido.
  • Aprietan bastante y ejercen mucha presión sobre la oreja.

Es por esto que muchas personas considera los auriculares supraurales muy incómodos. Especialmente si utilizas gafas, o si los tienes puestos bastante tiempo.

Además, si su copa es cerrada aumentan la sudoración y/o la sensación de calor, y generan una acústica poco natural.

No obstante, si buscas unos buenos auriculares para bajo, y que también puedas utilizar en la calle, encontrarás muy buenas opciones por un precio inferior a unos in-ear de prestaciones similares.

Sennheiser HD 25 Light

Tipo: On-ear

Oferta en Amazon

Oferta en Thomann

Aiaiai TMA-2 All-Round Preset

Tipo: On-ear

Oferta en Amazon

Oferta en Thomann

Auriculares Over-ear (Circumaurales)

Los auriculares del tipo Over-ear, o circumaurales, son los audífonos que cubren completamente el pabellón auditivo, y reposan alrededor de la oreja.

Este tipo tiene la gran ventaja de ser el que mejor sonido ofrece, entre otras cosas porque no sacrifica tamaño ni peso.

De este modo, pueden utilizar drivers grandes con mejor respuesta de frecuencias, e incorporar componentes de gran calidad para ofrecer una experiencia sonora con más colores y matices.

Además, sellan muy bien la oreja. Lo que permite que tengan un perfecto aislamiento sonoro aún cuando no tienen tecnología de cancelación de ruido activa.

¿Pesan más? ¿son menos portables? por supuesto. Pero a diferencia de los auriculares on-ear:

  • Su peso está muy bien distribuido.
  • Las almohadillas no ejercen presión sobre las orejas.
  • Los drivers están ligeramente separados del oído.

Por todo esto, los auriculares circumaurales son muy cómodos en largas sesiones, y aunque tengan la copa cerrada crean una atmósfera sonora más natural, lineal y precisa.

Es decir, son perfectos para espacios de trabajo fijos, y profesionales de la música (ya sea para monitorizar, grabar y/o mezclar en el estudio, o para actuaciones de DJs).

De ahí que la forma común de referirnos a los Over-ear sea «Auriculares de estudio«.

Eso sí, los mejores modelos tienen un tamaño muy aparatoso (no son para utilizarlos de viaje o en la calle), y pueden llegar a generar una gran sensación de calor pasadas unas horas.

No obstante, ya está. El único «pero» es que son una herramienta profesional, y no una accesorio para utilizar en cualquire parte.

Sony MDR-7506

Tipo: Over-ear

Oferta en Amazon

Oferta en Thomann

Audio-Technica ATH-M50 X

Tipo: Over-ear

Oferta en Amazon

Oferta en Thomann

Sistema
de los auriculares para Bajo

Al hablar del sistema de los auriculares nos centramos en los auriculares de diadema. Es decir, los que tienen diseño On-ear y Over-ear.

Y es que, con «sistema» hacemos referencia a cómo están construidas las copas que protegen el mecanismo de los auriculares, y sobre las que reposan las almohadillas.

Por lo que los auriculares del tipo in-ear quedan excluidos de esta clasificación.

En este sentido, escucharás hablar de los siguientes 3 tipos de sistemas:

Los auriculares abiertos y cerrados son los más habituales. Mientras que los semiabiertos son, en teoría, un modelo intermedio entre ambos.

Lo importante es saber que, en función de qué sistema elijas, la experiencia de escucha será totalmente distinta. ¿Quieres saber por qué?

Auriculares abiertos

Los auriculares de sistema abierto, o abiertos, son audífonos de copa abierta, cuya carcasa suele estar construida a modo rejilla.

Es decir, este tipo de auriculares deja entrar y salir el sonido (tanto el que producen, como el ruido ambiente). Lo que significa que no aíslan acústicamente.

Por eso, además de ser más ligeros, también tienen almohadillas que solo reposan sobre la cabeza, y suelen ser los más cómodos debido a:

  • No islan, por lo que, al no ser necesario que ejerzan mucha presión sobre la oreja/oído, no aprietan.
  • Tienen rejilla, por lo que se genera una ventilación contínua en el pabellón auditivo que permite evitar la sensación de calor.

Pero, además de estas ventajas ergonómicas, los auriculares abiertos destacan por ofrecer una experiencia sonora más natural.

Y es que, al tener las copas abiertas, las frecuencias no reverberan. Sino que se combinan con el sonido ambiente, y permiten que todos los instrumentos tengan más espacio dando una sensación de mayor fidelidad de sonido.

Por lo que no es de extrañar que sean, posiblemente, los auriculares más utilizados para mezclar y masterizar cuando se quiere conseguir un sonido los más adaptado posible a entornos cotidianos de escucha.

No obstante, su gran virtud es también su gran desventaja.

La falta de aislamiento provoca que, en entornos ruidosos, no podamos sumergirnos en los detalles de la música. Mientras que, en lugares silenciosos, seremos nosotros los que podamos molestar a los demás.

Pero su gran contra es su incapacidad a la hora de retener las bajas frecuencias, emitiendo un sonido con carencia de graves.

Lo que, por consiguiente, nos puede dar una sensación de falta de profundidad en comparación a otro tipo de auriculares como los siguientes: cerrados.

AKG K-701

Tipo: Over-ear
Sistema: abiertos

Oferta en Amazon

Oferta en Thomann

AKG K-712 Pro

Tipo: Over-ear
Sistema: abiertos

Oferta en Amazon

Oferta en Thomann

Auriculares cerrados

Los auriculares de sistema cerrado, o cerrados, son audífonos de copa hermética, cuya carcasa suele estar construida de materiales robustos.

Es decir, este tipo de auriculares (al contrario que los abiertos) está diseñado para aislar acústicamente al oyente de la forma más eficiente.

Por eso, también suelen contar con almohadillas más densas, y un sistema de diadema que ejerce más presión, para conseguir un mejor sellado del pabellón auditivo.

Obviamente, esto tiene dos grandes ventajas:

  • Reducen una gran parte de ruido externo, creando un sistema de cancelación de ruido pasivo muy eficiente.
  • No dejan salir ninguna frecuencia, por lo que se puede escuchar cualquier instrumento con gran precisión y detalle.

Esto último es especialmente interesante para técnicos de sonido, y sobre todo para nosotros. Los bajistas.

Porque los auriculares cerrados son los que mejor contienen las frecuencias bajas (las que debido a su gran longitud de onda, son las que más tienden a perderse en sistemas abiertos).

Esto significa que, con ellos, podemos escuchar unos graves y subgraves muy potentes. Lo que nos va a dar una gran sensación de profundidad, y nos va a permitir percibir el bajo eléctrico de forma excepcional.

Pero claro, esto también presenta una serie de inconvenientes.

El primero es que, al retener todas las frecuencias, hay mayor reverberación, el sonido es más cerrado, y su acústica no es tan natural como en los abiertos.

Una características que, si se combina con un perfil de sonido grave, puede llegar a generar un desagradable sensación de congestión.

Además, al estar construidos para sellar el oído, ejercen una gran presión y no tienen ventilación. Algo que los hace incómodos con mayor rapidez (aunque también los hace tener un mejor ajuste y firmeza).

Beyerdynamic DT770 PRO

Tipo: Over-ear
Sistema: cerrados

Oferta en Amazon

Oferta en Thomann

Audio-Technica ATH-M50 X

Tipo: Over-ear
Sistema: cerrados

Oferta en Amazon

Oferta en Thomann

Auriculares semiabiertos

Los auriculares de sistema semiabierto, o semiabiertos, combinan las características de la copa de los abiertos y de los cerrados.

Es decir, están a medio camino entre unos y otros, con una almohadilla generalmente densa para aislar mejor; una presión ligeramente menor que los cerrados; y una parte de la copa abierta (perforada o en rejilla).

El objetivo de estos auriculares semiabiertos, o falsos cerrados, es ofrecer un gran equilibrio entre comodidad y precisión de sonido.

Y es que, al estar ligeramente abiertos (lo normal es en el centro de la copa), ayudan a reducir la reverberación, y a mejorar el confort.

Pero al contar con una parte cerrada (diámetro exterior de la copa), y una almohadilla que cubre la oreja, también retienen mejor las frecuencias de los extremos.

Por lo que destacan por ofrecer una mayor precisión de sonido y, sobre todo, más calidad de graves que los abiertos, sin llegar a ser tan apretados y calurosos como los cerrados.

Además, este tipo de auriculares también destaca porque, dentro de la categoría HiFi (alta fidelidad), hay muchos modelos de buena calidad y prestaciones a muy precios muy razonables.

AKG K-240 MKII

Tipo: Over-ear
Sistema: Semiabiertos

Oferta en Amazon

Oferta en Thomann

Fostex T50RP-Mk3

Tipo: Over-ear
Sistema: Semiabiertos

Oferta en Amazon

Oferta en Thomann

Conexión
de los auriculares para Bajo

Según el tipo de conexión de los auriculares podemos encontrar 2 tipos:

Cuál elegir es a menudo una de las primeras preguntas que todos nos hacemos a la hora de comprar unos. Pero, ¿debería haber discusión al respecto?

En verdad, con cable o sin cable, lo que nos importa de los auriculares es su calidad y/o limitación de transmisión de datos, así como de la calidad del audio del equipo o del archivo a reproducir.

  • Inalámbricos: en torno a 768 kbps.
  • Con cable: en torno a 2.304 kbps.

Esto quiere decir que los auriculares alámbricos soportan mejor calidad de audio. Pero, ¿qué sucede cuando la mayoría de los archivos digitales son de 256, 320 o 520 kbps?

Pues que los auriculares ya no compiten en función de su sistema de transmisión, sino en función de su diseño y calidad de fabricación.

Y ten por seguro que, a pesar de la premisa generalizada de que los auriculares inalámbricos son peores, muchos de ellos pueden igualar o superar a algunos modelos con cable (especialmente al reproducir archivos MP3 de calidad media/baja).

Ahora bien, ¿esto quiere decir que no haya un claro ganador en cuanto a auriculares para Bajo?

En mi opinión no. Porque la tecnología inalámbrica puede estar muy bien para escuchar música desde un Smartphone, Laptop o TV, o para salir a correr.

Pero no para no para escuchar la señal de un amplificador, mesa de mezclas, o equipo de música de alta gama.

Equipos que, por lo general, no cuentan con conexiones inalámbricas, y cuya calidad se exprime al máximo mediante la transmisión de datos a través de cables.

Auriculares con cable

Los auriculares con cable generalmente cuentan con un conector 3.5mm macho (minijack), y un adaptador a 6.3mm (jack).

De este modo, se pueden conectar a tomas de auriculares estándar (como las de un PC), o a salidas de auriculares tipo Jack (como las de la mayoría de amplificadores o interfaces de audio).

Son menos cómodos debido al cableado, pero son compatibles con cualquier equipo de reproducción, y ofrecen la mejor calidad de sonido.

Por lo que, obviamente, no son para salir a correr con tu MP3, sino que son una herramienta profesional para estudios de grabación, para mezclar, o para ensayar con ellos enchufados al amplificador.

Auriculares inalámbricos

Los auriculares inalámbricos utilizan tecnologías inalámbricas como el Bluetooth, los infrarrojos, o la radiofrecuencia.

De todas ellas, la más común es sin duda el Bluetooth, y ofrece la posibilidad de sincronizar los auriculares con diferentes dispositivos móviles de forma sencilla y rápida.

Son los más cómodos, pero también requieren que el equipo de reproducción cuente con esta tecnología. Algo que no sucede con la inmensa mayoría equipamiento musical profesional, obligando a comprar adaptadores.

Además, su calidad puede verse afectada por la distancia entre el usuario y equipo transmisor, pudiendo generar interferencias, o el conocido como ruido rosa.

Tecnología
de los auriculares

Por último, y antes de analizar las especificaciones técnicas que nos ayudarán a elegir los mejores auriculares para bajo, hablemos de su tecnología.

Y no, no me refiero a cómo funcionan sus circuitos, cableados, etc. Bueno, no del todo.

Sino a algunas características tecnológicas extra de los auriculares, más allá de las que determinan su funcionamiento básico. Por ejemplo:

¿Es necesario que mis auriculares de bajo tengan estas características? Para mí, no.

Ambas tecnologías pueden ser tan interesantes como innecesarias en muchos de los auriculares para bajo eléctrico (al menos los que yo considero para ese cometido).

Pero eso no quiere decir que crea que son absurdas. Ni mucho menos.

Solo que, la cancelación de ruido es recomendada para auriculares que se van a utilizar en el exterior. Y la amplificación interna, pese a ser más interesante, te limita a la hora de elegir unos auriculares.

¿Vemos por qué digo esto?

Cancelación de ruido

Auriculares con micrófonos de ambiente

Amplificación

Auriculares con micro-amplificador interno

Auriculares con cancelación de ruido

Los auriculares con cancelación de ruido son aquellos que incluyen una tecnología capaz de eliminar el sonido ambiente.

Es decir, son capaces de mejorar el aislamiento del usuario, eliminando de forma activa cualquier señal que no provenga directamente del equipo de reproducción.

Para ello, los fabricantes incorporan pequeños micrófonos que recogen el ruido ambiente y lo envían al circuito interno. El cual se encarga de crear una señal artificial opuesta.

De este modo, una señal cancela a la otra, consiguiendo anular cualquier interferencia externa y generar una sensación de silencio.

¿Con qué efectividad? depende del fabricante, su tecnología y, por supuesto, el precio que estés dispuesto a pagar.

Porque unos auriculares con una buena cancelación de ruido tienen un precio bastante más elevado que otros.

Por eso, es interesante en auriculares que no aíslan por sí mismos el pabellón auditivo, y que se van a utilizar en exterior. Por ejemplo los auriculares del tipo In-ear.

Aunque, en este sentido, también puede ser una característica a valorar en auriculares On-ear. Los cuales, a pesar de reposar sobre la oreja, no llegan a sellar del todo el oído y son más sensibles al ruido ambiente.

Auriculares con amplificador integrado

Los auriculares con amplificador integrado son aquellos que incluyen una tecnología capaz de amplificar y pre-ecualizar la señal sin ningún equipo adicional.

Es decir, puedes enchufarlos directamente al bajo o la guitarra directamente, y obtener un nivel de señal audible y ecualizado.

Y es que tienen un circuito que simula la respuesta de un amplificador convencional, siendo capaces de amplificar la señal sin importar la potencia de la misma, o la impedancia de los auriculares.

Por lo que también son perfectos para utilizarlos con dispositivos móviles como Smartphones o MP3.

Sin duda, esta característica no la vas a encontrar en la gran mayoría de modelos del mercado, por no decir en la totalidad.

Y es que, en este sentido, quien se lleva el gato al agua es la marca Vox con sus auriculares para Bajo y guitarra «amPhone».

¿Son los más adecuados? Depende.

Si para ti es un requisito indispensable, o te gusta la idea de poder enchufarlos al bajo sin amplificadores ni nada de por medio, entonces sí.

Pero si prefieres optar por algo de mayor calidad, y no te importa depender de una mesa de mezclas, interfaz o amplificador, entonces hay mejores opciones.

No obstante, no me voy a adelantar más, porque como te explicaré más adelante creo que son una opción muy buena y económica.

Vox VGH-Bass

Tipo: Over-ear
Sistema: Cerrados
Tecnología: amplificador integrado

Oferta en Amazon

Oferta en Thomann

Especificaciones
técnicas de los auriculares

Genial, ya sabemos qué tipos de auriculares existen en cuanto a sus formas, características físicas y modos de transmisión de la señal.

Pero, ¿esto es suficiente para saber qué auriculares elegir? Por supuesto que no.

Porque, si ya has investigado un poco, te habrás dado cuenta de que en la descripción de los auriculares aparece una gran lista de datos técnicos referentes a:

Y claro, a no ser que seas ingeniero o técnico de sonido, al leer esta información dan ganas de salir corriendo, ¿o no?

Al fin y al cabo, los auriculares parecen un accesorio muy simple (conectar y escuchar), y que cuanto más caro mejor.

Sin embargo, quien no entiende las especificaciones técnicas, y no investiga para saber qué significan, termina gastándose el dinero sin ningún sentido, o «quemando» los auriculares el primer mes.

Luego vienen esos comentarios de: «estos auriculares no valen para nada»; «no es lo que venden»; o «se me estropearon a los dos días de utilizarlos».

Y, créeme, si todas las personas que dejan estos comentarios hubieran entendido qué es lo que estaban comprando, posiblemente: o no hubieran comprado esos auriculares, o no hubieran tenido problemas con ellos.

Así que, vale que este apartado no sea muy… agradable.

Pero aunque no vayamos a convertirnos en expertos, cómo mínimo, es imprescindible saber qué significa cada uno de los siguientes términos que verás en las especificaciones técnicas.

Tranquilo/a, que intentaré ser lo más claro y breve posible.

Transductores

Tipo y tamaño de los Drivers.

Impedancia

Resistencia eléctrica

SPL

Nivel de presión sonora

THD

Distorsión armónica total

Frecuencias

Respuesta de frecuencias

Perfil

Amplitud de frecuencias

Drivers (Transductores electroacústicos)

Los transductores electroacústicos, también conocidos como Drivers (del ingles), son el componente de los auriculares que se encarga de convertir un tipo de energía en otro.

Es decir, es el dispositivo que se encarga de convertir la señal eléctrica del Bajo, en una señal mecánica audible: el sonido.

Por lo que ya podrás intuir que se trata de una de las partes más importantes en la fabricación de los auriculares, puesto que de ella dependen en gran medida el resto de especificaciones.

Y, aunque no vamos a profundizar más en su funcionamiento, sí vamos a ver que existen distintos tipos de Drivers. Estos son los más comunes:

En función del tipo de driver los auriculares tendrán una calidad y características de sonido únicas.

Aunque por supuesto, también influye su tamaño: unas veces de forma directa en la calidad, y generalmente en el precio.

Porque, ten en cuenta que la calidad de los audífonos suele estar relacionada con el tamaño de la copa (caja acústica).

Y no solo por la atmósfera sonora que crea, sino porque cuanto más grande sea, mayor podrá ser el altavoz y los demás componentes como el transductor.

Lo que se suele traducir en un mejor rendimiento en cuanto a potencia, impedancia o sensibilidad, a un menor costo.

Pero venga, ¿cuál es el mejor tipo de transductor? ¿cuánto más grande mejor? Pues depende.

Dinámicos

Los drivers o transductores dinámicos son los más utilizados en la mayoría de auriculares.

Entre sus ventajas está la capacidad de reproducir un sonido de calidad con un nivel de volumen equilibrado.

Especialmente en lo que a frecuencias bajas se refiere.

No obstante, con un volumen elevado tienden a generar distorsiones armónicas. Y, si el transductor es pequeño, también ayuda a la aparición de imprecisiones en los medios y agudos.

Esto no quiere decir que sean una mala opción en absoluto. Sino que su rendimiento depende de la calidad de sus materiales, y ello afectará a su coste.

De este modo, los drivers dinámicos están presentes en auriculares de todos los rangos de precios, y especialmente populares en los tipos On-ear y Over-ear.

Armadura balanceada

Los drivers o transductores de armadura balanceada son los más pequeños dentro de los comunes.

Entre sus ventajas está su gran eficiencia y capacidad a la hora de trabajar con frecuencias muy específicas.

Por lo que ofrecen un sonido muy preciso, con un gran nivel de detalle (especialmente en frecuencias medias y altas), y además aíslan bastante bien el ruido.

Todo esto, unido a su pequeño tamaño, hace que este tipo de transductores sean los más utilizados en auriculares del tipo In-ear convencionales.

Pero son más caros que los dinámicos, y además no tienen buena respuesta en frecuencias graves.

Motivo por el cuál, muchos de los In-ear de media y alta gama necesitan incorporar varios drivers para abarcar en rango de graves, encareciendo mucho su precio.

Electrostáticos

Los drivers o transductores electrostáticos son posiblemente los mejores en cuanto a reproducción de sonido.

Su nombre viene de que, a diferencia de los anteriores, no tienen componentes móviles para producir sonido. Sino que utilizan la electricidad estática para crear un flujo de aire que mueve una membrana situada entre dos placas perforadas con diferentes cargas.

Entre sus ventajas está la alta precisión de sonido que son capaces de reproducir. Por lo que tienen una resolución increíble.

Además, al no tener componentes móviles, no generan distorsión a gran volumen.

Pero no es oro todo lo que reluce.

Los drivers electrostáticos son grandes, muy caros, requieren de mayor potencia para escucharse bien. Por lo que es común que necesiten un amplificador de auriculares.

Además, tampoco tienen buena respuesta en las frecuencias graves. Y eso hace que muchos también incluyan drivers de armadura balanceada enfocados a los graves.

¿En qué se traduce todo esto? Pues que los auriculares con este tipo de transductores son exageradamente caros.

Ortodinámicos

Los drivers o transductores ortodinámicos, también conocidos como tranductores magnéticos planos, combinan características de los dinámicos y de los electrostáticos.

Grosso modo, podemos decir que tienen muy buena respuesta en todas las frecuencias, y además no generan distorsión.

Por este motivo, entre sus ventajas está la gran fidelidad de sonido que son capaces de reproducir, ya que tienen un gran balance desde los graves hasta los agudos.

Claro que, al igual que sucede con los drivers electrostáticos, este tipo de transductor es caro, pesado, y también requiere más potencia para emitir un sonido de calidad.

Por lo que es bastante normal que se necesite utilizar un amplificador para exprimir sus cualidades.

De este modo, los auriculares con transductor magnético plano son muy utilizados en cascos del tipo On-ear y Over-ear, pero obviamente para modelos utilizados en estudios profesionales.

Aunque es cierto que hay algunos auriculares de este tipo que, en su gama baja, se escuchan de fábula por un precio elevado pero «razonable».

Impedancia (Resistencia eléctrica)

La impedancia es la resistencia eléctrica que ejerce el propio circuito eléctrico de los auriculares al paso de la corriente o señal eléctrica.

Este dato se mide y se expresa en ohmios (Ω), y te indica 2 cosas muy importantes:

  • Potencia mínima que debe tener la señal del emisor.
  • Límite del voltaje que puede soportar los auriculares.

Es decir, a mayor impedancia más resistencia, y mayor potencia deberá tener la señal eléctrica para superar esa barrera y tener un volumen correcto.

Pero unos auriculares de baja impedancia, conectados a un equipo con con mucha potencia (voltaje), producen ruido y distorsión, y por supuesto esto provoca un alto riesgo de «quemarlos».

Y ¿qué se considera alta o baja impedancia? en este sentido, y solo a modo orientativo:

  • Baja impedancia: 16-32Ω.
  • Impedancia moderada: 55Ω.
  • Alta impedancia: 120Ω en adelante.

32 ohmios es el estándar de los auriculares que pueden funcionar con la mayoría de reproductores y dispositivos móviles (MP3, ordenadores y smartphones).

Mientras que a partir de los 55 ohmios ya entramos en el terreno de los auriculares de estudio. Y a partir de 120 ohmios, lo más probable es que, o bien necesites un equipo potente, o bien un amplificador de auriculares.

Pero ojo, que este dato no es el único que nos informa acerca del funcionamiento y rendimientos de los auriculares.

Sensibilidad (SPL)

La sensibilidad de los auriculares, o SPL (Sound Pressure Level), hace referencia al volumen que podemos conseguir en unos auriculares a partir de una señal con una potencia determinada.

Este dato se representa en decibelios (dB), y básicamente nos permite saber cómo de fuerte se escucharán unos auriculares a diferentes niveles.

Es decir, a mayor sensibilidad, menos vas a necesitar subir el volumen del equipo para escuchar alto el sonido, y viceversa.

En este sentido, y considerando que el umbral del dolor se sitúa por encima de los 120dB:

  • Sensibilidad baja: menos de 90dB.
  • Sensibilidad alta: más de 110dB.

Ahora bien, los fabricantes no suelen ser muy exactos a la hora de dar este tipo de información.

Por lo que la sensibilidad puede estar bien para comparar 2 auriculares idénticos entre sí, y saber con cuál de los dos necesitaremos menos potencia para conseguir el mismo volumen.

Pero lo cierto es que puede resultar un dato un poco ambiguo para muchas personas.

Y es que, en este aspecto técnico también influyen las características del equipo emisor, así como, por supuesto, la propia sensibilidad de la persona que escucha.

Distorsión armónica (THD)

La distorsión armónica, o THD (Total Harmonic Distosion), informa del porcentaje de variación del sonido en el proceso de conversión de la señal eléctrica a señal audible.

Se trata de una medida que sirve para saber cuánto cambia la señal al pasar por los diferentes componentes los auriculares desde que sale del emisor, y hasta que llega a tus oídos.

Ahora bien, aunque decimos distorsión, no hace referencia a un efecto de saturación de la señal (como el que se puede conseguir con algunos pedales para bajo).

Sino a las frecuencias armónicas no deseadas que se añaden a la salida, y que modifican las cualidades y matices del sonido «real» coloreando el sonido.

En este sentido, el THD está en relación directa con unas condiciones especificadas de voltaje y Herzios (generalmente tomando como referencia 1mW y 100Hz), siendo mayor cuanto más elevado sea el volumen y la frecuencia de la señal.

Pero, sin entrar en matemáticas, muchos profesionales aseguran que no es un dato tan importante como para determinar qué auriculares elegir.

Y es que, a menudo, el oído humano no es capaz de percibir variaciones del 0,01 o 0,05%, o simplemente pasan desapercibidas.

Por lo que, al igual que la sensibilidad, puede ser un dato a tener en cuenta para comparar dos modelos muy parecidos, y saber cuál te dará mayor fidelidad de sonido teórica.

Respuesta de frecuencias

La respuesta de frecuencias hace referencia a cuál es el rango de sonidos que los auriculares pueden reproducir.

Es decir, qué graves y/o agudos es capaz de procesar y emitir.

Es una medida que se expresa en Herzios (Hz), y a modo de resumen de lo que encontrarás en mi artículo sobre las frecuencias de las notas del bajo, podemos clasificar las frecuencias del siguiente modo:

  • Subgraves: aproximadamente de 16-60 Hz.
  • Graves: aproximadamente de 60-250 Hz.
  • Medios: aproximadamente de 250-2000 Hz.
  • Agudos: aproximadamente de 2.000-20.000 Hz.

Cuanto más amplio sea el rango de frecuencias de los auriculares, más sonidos podrán reproducir, y la experiencia de escucha será más nítida y profunda.

Por ejemplo, como el espectro audible oscila entre los 20Hz y los 20kHz, unos auriculares con una respuesta de 20-20.000Hz son a grandes rasgos los más recomendados.

Ahora bien, en algunos modelos, esta respuesta de frecuencias puede ir desde los 5Hz hasta los 35.000Hz.

Y, ¿si son sonidos que no percibimos, para qué tanto?

A la hora de analizar el rendimiento de la respuesta de frecuencias, en ambos extremos suele haber una curva de inicio y final a partir de la cual empiezan a trabajar los auriculares.

De tal modo que, un rango de 20Hz-20kHz en realidad va a entregar una respuesta óptima desde los 40-60Hz hasta los 18kHz (aproximandamente).

Por eso hay auriculares con un rango por debajo y por encima del espectro audible. Para obtener el mejor rendimiento desde el primer sonido audible hasta el último

Ahora bien, ¿tan importante es este aspecto? fuere de un entorno puramente profesional, no.

Perfil de sonido

El perfil de sonido nos muestra cuál es la amplitud de las frecuencias que son capaces de reproducir los auriculares.

Es decir, nos permite saber el comportamiento en diferentes rangos de frecuencias, y con ello saber las cualidades de su sonido general.

Generalmente, esta información se muestra a través de una gráfica con las frecuencias en el eje horizontal (C), y su amplitud en decibelios (dB) en el eje vertical (Y).

Observándola, podemos ver de un primer vistazo como es la curva del perfil de los auriculares, y saber si van a tener un sonido más envolvente, equilibrado, frío, nítido, etc.

Por ejemplo, los perfiles más comunes:

  • Envolventes o basshead: la amplitud de las frecuencias es más baja en los medios, y tiene picos bajos en los agudos.
  • Equilibrados o planos: la amplitud de las frecuencias se mantiene equilibrada de graves a agudos.
  • Fríos o analíticos: la amplitud de las frecuencias sube en la zona de medios y tiene picos en los agudos.

En este sentido, y aunque te parezca extraña a la hora de hablar de auriculares para bajo, lo más apropiado es siempre un perfil o respuesta de frecuencias plana.

Esto quiere decir que los auriculares van a tener un sonido muy equilibrado, sin perder nitided, y sin tener una sensación de congestión.

Claro que la curva nunca va a ser completamente balanceada. Sino que siempre va a haber frecuencias más pronunciadas que otras.

Y, en este caso, sí nos interesa que los graves tengan un poco más de amplitud.

Requisitos
de los auriculares para Bajo

Llegados a este punto, espero de corazón que ya sepas identificar los distintos tipos de auriculares y, lo más importante, que sepas entender las especificaciones técnicas.

Si es así, es muy probable que ya te hagas a la idea de cómo tienen que ser unos buenos auriculares para Bajo eléctrico en cuanto a:

  • Tipo (diseño, sistema, conexión y tecnología)
  • Especificaciones (drivers, impedancia, SPL, THD y frecuencias)

Pero bueno, si aún tienes dudas sobre qué parámetros son los más adecuados, o qué modelo es mejor, no te preocupes.

Lo importante es que ya seas capaz de tener un mínimo de conocimiento para no dejarte llevar por el típico claim «los mejores auriculares para estudio».

Claro que, también sé que muchas personas vienen hasta aquí directamente buscando una respuesta rápida a cuáles son los requisitos imprescindibles de unos buenos auriculares para Bajo.

Sea cual sea tu caso, a continuación te dejo el resumen de las características de los mejores auriculares para Bajo. O mejor dicho, las características de los mejores auriculares para escuchar el bajo correctamente.

Y ten en cuenta que daré por supuesto que son para ensayar o para grabar. No para viajar en el metro, o salir a correr, ¿ok?

Tipo

Características recomendadas

Especificaciones

Requisitos técnicos básicos

Tipo de auriculares recomendado

Creo que, a la hora de considerar unos buenos auriculares para bajo eléctrico (y en realidad para cualquier músico, aficionado o productor), no hay modelos compatibles con aspectos del día a día.

Es decir, que los mejores cascos para este tipo de necesidades no van a ser los más adecuados para salir a correr, o para llevártelos de viaje.

Esto no significa que no vayas a poder utilizarlos para esos fines si tú quieres. Pero seguro que hay otro tipo de auriculares mejores para esos fines.

Y, ¿cuáles son las características más apropiadas para practicar, grabar, o simplemente escuchar el Bajo? en mi opinión te diría que el mejor tipo de auriculares es:

Auriculares Over-ear cerrados (o semi abiertos) con cable.

Déjame resumirte por qué digo esto.

Diseño

Los auriculares con diseño Over-ear son cómodos para largas sesiones de ensayo o grabación, a pesar de que pueden producir calor.

Pero es que, a grandes rasgos, son el tipo de auricular con mayor calidad sonora. No solo porque tienen drivers más grandes y abarcan todo el pabellón auditivo.

También porque las almohadillas cubren toda la oreja ofreciendo un mejor mejor agarre y aislamiento. Lo que ayuda a crear una atmósfera sonora llena de matices y, sobre todo, una excelente respuesta en graves.

Sistema

Los auriculares cerrados ofrecen graves potentes y nítidos, medios equilibrados, y nítidos sin llegar a ser estridentes.

Esto te permitirá tanto grabar, como escuchar todos los matices de tu bajo eléctrico. Y, además, ofrecen un gran aislamiento pasivo del ruido, que te permitirá una inmersión musical única.

Ahora bien, si no te importa tanto el aislamiento, los auriculares semiabiertos ofrecen un gran equilibrio entre comodidad y respuesta de graves.

Por lo que son perfectos tanto para ensayar durante mucho tiempo, o para editar en tu home studio (para grabar con micrófonos no, porque al estar semiabiertos sale el sonido por ellos y se puede «colar»).

Conexión

Los auriculares con cable son siempre mucho mejores, ya que es el sistema de transmisión de la señal que ofrece menos pérdidas y, además, ¿tienes un amplificador inalámbrico?

Vale que la tecnología bluetooth a mejorado mucho, y que los cables son un engorro. Pero si buscas la máxima calidad para escuchar tu bajo eléctrico, no hay chance.

Eso sí, si tienes muy claro que para ti la transmisión inalámbrica es un requisito indispensable, te recomiendo buscar un modelo en el que se pueda quitar y poner el cable. Así tendrás lo mejor de ambos mundos.

Cancelación de ruido

La cancelación de ruido es una característica muy atractiva pero, si te soy sincero, también es secundaria si el ruido externo no es un problema para ti.

Especialmente si optas por unos auriculares Over-ear cerrados. Pues, si están bien construidos, ofrecen un aislamiento pasivo bastante eficiente para estudios o casas.

No obstante, si prefieres unos auriculares Over-ear semiabiertos, tus vecinos son muy ruidosos, y el hecho de tener cancelación de ruido activa no supone un incremento demasiado elevado del precio, entonces no renuncies a ella.

Especificaciones técnicas recomendadas

Ahora que ya hemos visto que los auriculares del tipo Over-Ear, cerrados y con cable, son a grandes rasgos una de las mejores opciones para escuchar el Bajo:

¿Qué especificaciones técnicas deben tener? Grosso modo te diría que sería suficiente con unos:

Auriculares dinámicos con una impedancia entre los 55-80Ω una sensibilidad entre 96-98dB, y un rango de frecuencias de 20-20.000Hz lo más plano posible.

Pero déjame que te diga por qué.

Drivers (transductor)

Los auriculares con transductores dinámicos son más que suficientes para tener una excelente calidad de sonido con muy buena respuesta en frecuencias graves.

Además, en diseños on y over-ear no importa que estos sean grandes. Porque además de ayudar a disminuir la distorsión armónica, también permiten que tengan la mejor relación calidad-precio.

En este sentido, puedes considerar un buen punto de partida los 40mm. Aunque si tienes la opción, ve a por transductores de 45 o 50mm.

Impedancia (Ω)

Aunque una mayor resistencia no implica mayor fidelidad de sonido, los auriculares de alta impedancia suelen estar mejor construidos, y montar componentes de alta calidad.

En este sentido, para ensayar o grabar con amplificadores, pedales preamp, interfaces o mesas de mezclas, un estándar es elegir auriculares con una impedancia entre 55-80Ω.

Eso sí, cuidado con volumen y la ganancia si tu equipo es muy potente. No vayas a quemarlos en la primera semana.

Y recuerda que, si los quieres utilizar con dispositivos de monitorización portátil, o reproductores móviles, sería mejor elegir unos in-ear con una impedancia de 20Ω.

Sensibilidad (SPL)

Unos auriculares con un buen nivel de presión sonora suele estar entre los 96-98dB.

Y, aunque verás modelos con incluso 115dB, personalmente te recomendaría no superar un SPL de 100dB para asegurar la salud de tus oídos a largo plazo.

Desde mi punto de oído, los auriculares son para escuchar bien el bajo, no para escuchar alto. Y mayor sensibilidad no implica mayor calidad.

Por lo que, si tuviera un equipo no muy potente, utilizaría este dato para comparar dos modelos con impedancia alta y saber cuál me va a dar ese extra de volumen.

Distorsión armónica (THD)

Un THD del 0,1% puedes considerarlo como una buena referencia en el caso de encontrarlo entre las especificaciones de tus auriculares.

Pero bueno, tu considera que, cuanto más bajo sea el porcentaje de distorsión armónica de los auriculares, mucho mejor.

Por ejemplo, un 0,01% y 0,05% a 1 kHz es un indicativo de que los auriculares apenas producen variación de sonido.

Pero van a ser modelos mucho más caros, y seamos sinceros, salvo que seas un profesional exigente y tengas un oído prodigioso, la única diferencia que vas a notar es en el bolsillo.

Respuesta de frecuencia

Unos auriculares que sean capaces de reproducir el espectro audible completo (20Hz a 20.000Hz) son más que suficientes para la gran mayoría de bajistas.

Por supuesto que unos de 5Hz-35kHz nos ofreceran una experiencia de escucha más profunda y nítida.

Pero, al menos desde mi punto de oído, no merece la pena pagar ese «extra» si no trabajamos en un estudio profesional.

Perfil de sonido

Por último, y aunque no vas a encontrar esta información en la mayoría de los auriculares, elige unos que tenga una gráfica de frecuencias balanceada.

Un perfil de sonido plano ofrece un sonido más equilibrado, pero sobre todo más fiel a la grabación original.

Eso sí, como hay distintas variaciones, puestos a pedir, elige uno en el los los graves estén ligeramente más pronunciados (y los agudos menos) para obtener un sonido cálido, con mayor cuerpo en bajos y voces, y con menos fatiga.

Auriculares
para Bajo recomendados

Genial bajista, creo que después de todo lo que acabamos de analizar juntos, poco más me queda por añadir.

Espero de corazón que a partir de ahora seas capaz de acotar tu búsqueda mucho mejor, y que sepas analizar las especificaciones técnicas de los diferentes auriculares que revises.

Claro que, si después de todo me pides una recomendación, de forma general te diría que echaras un vistazo a los siguientes modelos como punto de partida:

Obviamente, no son los mejores auriculares del mercado, ni tampoco los únicos recomendables.

Pero sí son una gran opción para Bajistas que buscan unos buenos auriculares de entrada, con unas buenas especificaciones para el Bajo eléctrico, y a un precio muy competitivo.

Por ejemplo, los AKG K-240 MKII semiabiertos son muy cómodos, tienen una gran respuesta de graves sin llegar a saturar, y posiblemente no encuentres muchos modelos mejores a ese precio.

Claro que si vas a grabar con micrófono, o quieres una mayor inmersión en los graves, entonces los Audio-Technica ATH-M50 X cerrados son una mejor opción (aún renunciando a un poco de comodidad).

Eso sí, tienen baja impedancia, así que ten cuidado si vas a utilizarlos con equipos muy potentes. En ese caso, fíjate en los 250 ohmnios de los Beyerdynamic DT-770 Pro cerrados, muy recomendados para mezclar.

Pero si lo que buscas es unos auriculares para Bajo, y 100% para Bajo (para ensayar, grabar, editar o escuchar música), los nuevos VGH-Bass de Vox son sin duda una de tus primeras opciones a valorar (en esta reseña te explico por qué).

Vox VGH-Bass

Tipo: Over-ear
Sistema: Cerrados
Tecnología: amplificador integrado
Drivers: dinámicos (40mm)
Impedancia: 49Ω
SPL: 97 dB
Frecuencias: 20-20.000 Hz
Otros: controles EQ, compresor y aux-in

Oferta en Amazon

Oferta en Thomann

AKG K-240 MKII semiabiertos

Over-ear
Semiabiertos
Dinámicos (30mm)
55Ω
104 dB
15-25.000 Hz

Oferta en Amazon

Oferta en Thomann

Audio-Technica ATH-M50 X

Over-ear
cerrados
Dinámicos (45mm)
38Ω
99 dB
15-28.000 Hz

Oferta en Amazon

Oferta en Thomann

Beyerdynamic DT770 PRO

Over-ear
cerrados
Dinámicos
250Ω
96 dB
5-35.000 Hz

Oferta en Amazon

Oferta en Thomann

Anexos
esenciales de esta Guía

Bajista, complementa esta guía con los siguientes artículos,
o no dejes de descubrir cosas nuevas sobre el Bajo aquí.

Reseña Vox amPlug 2 Bass

¿Quieres ensayar con tus auriculares sin amplificador, o sin comprar los Vox VGH-Bass? Entonces un amplificador de bolsillo es lo que estás buscando.

Bajista,
necesito tu ayuda

paraBajoeléctrico.com es un proyecto gratuito y autogestionado, al cual dedico una gran cantidad de horas de trabajo, esfuerzo y dedicación en mi tiempo libre. Si te gustan los contenidos, y quieres apoyarme, estaré tremendamente agracido si comentas, compartes, o me invitas a un café para ayudarme a seguir despierto. Gracias, Bajista!

  1. Muchas gracias por este pedazo de artículo enciclopédico!
    Venía a consultar el “vademécum” porque mis compañeros de grupo están adquiriendo sistemas de monitoreo inalámbricos tanto para los ensayos como para las actuaciones. Me dejaron probarlo y está muy bien, pero el sonido de los auriculares, desde mi posición de bajista, no me gustó nada.
    Claro, al ser para directos también, no queda muy bien salir con unos supraurales ni nada de eso. Tendrán que ser in-ear.
    ¿Quiere decir eso que tengo que sacrificarme y escuchar el monitoreo en modo lata? Intenté ecualizar desde la mesa mi canal cuando probé, pero no llegaba donde quería.

    Responder
    • De verdad, gracias.
      Es la primera vez que he leído y entendido las especificaciones de auriculares y no me he quedado con cara de tonto jajaja!
      Los in ear que sugieres parecen una opción muy respetable.

      Responder
    • Hola Javi, no necesariamente tienes que sacrificar tu sonido a la hora de monitorizar con unos in-ear. Quizá las especificaciones de los auriculares que te prestaron no son las correctas para ti, especialmente si tienes en cuenta los siguientes factores:

      • Drivers
      • Aislamiento

      Por un lado, como es obvio, los auriculares deben tener drivers de calidad y, generalmente, cuantos más mejor.
      Por ejemplo, de cara a un uso profesional se suele empezar por modelos de 2 o 3 vías ya que reducen la distorsión, y ofrecen una mejor respuesta en medios y graves. Ahora bien, aunque esto en un gama media/alta, significa más caro (quizá, bastante más caro), no siempre es necesario gastarse un dineral si no los vas a utilizar de forma intensiva. Sino que es mejor empezar por unos auriculares con buena relación calidad/precio (1 buen driver, o 2, por debajo de los 80/100€), y preocuparse más por sellar bien tus oídos.

      Esto nos lleva al siguiente punto, el aislamiento, uno de los puntos débiles de los in-ear en comparación a los supraurales: los graves se escapan que da gusto al más mínimo gesto o movimiento, y el ruido externo suele penetrar con facilidad. Por eso, tan importante como el número de vías (o incluso más en muchos casos), son las espumas o gomas que utilizas. Algunos modelos incluyen diferentes tamaños de almohadillas, y por lo general, las marcas venden estos repuestos a parte. Si quieres afinar en este aspecto, mi recomendación es probar diferentes almohadillas de silicona y/o gomaespuma (tantas como puedas, no son muy caras). Además, es posible que lo óptimo para ti sea utilizar un modelo distinto para cada oído. Sea como sea, conseguir sellar y fijar bien los auriculares marca la diferencia (de hecho, los profesionales que dan muchos directos suelen encargar moldes a medida).

      Espero que mi respuesta te sirva para orientarte un poco mejor.
      Muchas gracias por comentar, y un fuerte saludo, Bajista!

      Responder
  2. Vaya, me ha encantado la nueva interfaz! No lo he explorado todo pero tira buena pinta! Muchas gracias por dedicar parte de su tiempo en este proyecto. Saludos desde Honduras!

    Responder

Deja un comentario