Blog

G&L L2000 Tribute (Review en Español)

El G&L L2000 (Tribute) es uno de los Bajos eléctricos más versátiles y desconocidos dentro de la gama media (media alta, diría yo). Un instrumento de excelente relación calidad precio, cuya electrónica no deja indiferente a nadie, ¿merece la pena?

Icono de la web

Sergio Revuelta de la Peña

01 Dic 2022 • 28 Jun 2023

G&L L-2000:
un Bajo eléctrico para ¿todo(s)?

Ya tenía ganas de hablar de mi Bajo eléctrico principal, y (sin duda) el que no cambiaría por ningún otro a día de hoy: el G&L L2000 (Tribute).

Un Bajo bien construido, cómodo y a buen precio (en su gama), cuyo mayor diferencial en cuanto a sonido sea posiblemente la versatilidad y calidad de la electrónica.

Además, no me digas que no es bonito con ese cuerpo compacto y esa forma de la pala tan característica de esta marca de bajos y guitarras…

Y no, por si te lo estás preguntando, no me patrocina G&L (ojalá…).

Así que voy a parar de elogiar este instrumento, a poner el swith subjetivo objetivo «On», y a empezar a sacar toda la mie#*? verdad sobre este Bajo.

Bueno, toda… quizá olvide algún detalle.

Pero después de más de 10 años con un G&L Tribute L-2000 en las manos, seguro que puedo contarte algunos Pros y Contras interesantes.

Ahora bien, desde mi punto de oído, muy pocos tipos de Bajos en el rango de los 650-850€ igualan las prestaciones y calidad de este instrumento.

Incluso (le pese a quien le pese) ya quisieran muchos «Fender» llegar a las suelas de las pastillas del G&L L2000 (Tribute) gracias al Sistema TriTone.

Por cierto, hablando de «la marca», ¿sabías que G&L fue la última compañía que fundó Leo Fender?

Esto ya nos da alguna pista de que estamos ante un gran Bajo, y que quizá no es más caro porque no lleva la «pegatina Fender» que tanto furor causa.

Así que, venga, revisemos a fondo este L-2000 para que puedas sacar tus propias conclusiones.

G&L L-2000 tribute series

Marca G&L

Lo primero que de lo que me gustaría hablar antes de entrar en detalles, es de la marca G&L (G&L Guitars).

No porque quiera hacer publicidad, sino porque creo que te va a poner en contexto a la hora de analizar el Tribute L-2000, ya que no es una tan famosa como Fender, Ibanez o Yamaha (entre otras).

En este sentido, y como te decía en la introducción, G&L fue fundada por George William Fullerton y Leo Fender en 1979, quienes ya fueron socios en etapas anteriores.

George&Leo

Sí, exacto, G&L es de Leo Fender. El mismo de los Bajos Fender. Sí, sí.

Por eso muchos pensaron que G&L significaba Guitars by Leo. Pero no, no. No se puede dejar de lado la importancia de George.

Pues, entre otras cosas, tuvo un papel fundamental en el diseño y producción en serie de instrumentos con cuerpo sólido en 1950 (año en el que «nació» la historia del Bajo eléctrico).

Aunque claro, es verdad que el nombre Fender tiene un peso que… bueno, qué te voy a contar.

Perspectiva

El caso es que, después de Fender (1940) y Music Man (1971), G&L fue la última compañía en la que trabajó Leo antes de su defunción (1991).

Una marca enfocada a crear instrumentos diferentes alejados de los estándares que él mismo había posicionado en el mercado, y que multitud de marcas copiaban, pese a seguir un criterio de construcción similar.

De hecho, el propio Leo reconoció en distintas ocasiones que las guitarras y Bajos G&L eran los mejores instrumentos que jamás habían fabricado.

Eso sí, qué iba a decir él de su marca, ¿no? al fin y al cabo, no dejaron de ser Bajos con mástil atornillado y maderas convencionales.

Aún así, tampoco es para tomarse a broma sus palabras.

Al fin y al cabo, cuestiones de marketing a un lado, a las espaldas de Leo Fender está todo el conocimiento y experiencia en la fabricación de instrumentos hoy día aclamados por cualquiera (por ejemplo, los famosos Bajos Precision y Jass Bass).

Y en este sentido, creo que sí consiguió grandes avances en cuanto al tipo de pastillas (regulables en altura y con menos cobre al introducir cerámica junto a las bobinas), el previo y el mástil, el cual era más robusto debido al nuevo diseño Bi-Cut del alma.

Ahora bien, también hay que admitir que, tras su muerte, G&L fue adquirida por BBE Sound Inc. Y, como es lógico, hoy en día sus instrumentos tienen decenas de modificaciones respecto a los originales.

Pero bueno, volviendo al tema de esta review, ¿cómo es el Bajo G&L L-2000?

G&L L-2000 Tribute natural gloss

Especificaciones G&L L2000

MarcaG&L
ModeloL-2000 (Tribute Series)
ElectrónicaActivo / Pasivo
ColoresVer
ConstrucciónCuerpo sólido con Mástil Atornillado (Bolt-On)
Peso4,6 kg (apróx.)
ClavijasG&L Hipshot (abiertas)
MástilArce
Cejuela42,4 mm
DiapasónPalisandro / Palo rosa / Arce
Radio304,8 mm (12″)
PerfilTipo «C»
EscalaLarga (34″)
Trastes21
CuerpoÁlamo
PuenteG&L Saddle-Lock
Pastillasx2 Humbucker
Controlesx1 Volumen
x2 Tono (Graves/agudos)
Switchsx1 Pastillas (3 posiciones)
x1 Serie/paralelo
x1 Pasivo/activo
HerrajesNíquel cromado
G&L L-2000 Tribute diseño trasero

Diseño G&L L2000

Antes de empezar a analizar a fondo las características del G&L Tribute L-2000, me gustaría comentar el diseño y tipo de Bajo que es.

En este sentido, es indudable que estamos ante un instrumento de cuerpo compacto, elegante y con buenos acabados.

Pero si me preguntas, no sabría decirte si con exactitud si es un Precision o un Jazz.

Quiero decir, debido a su mástil y electrónica obviamente un Jazz Bass no es. Y, conforme a su sonido potente y versátil, un Precision Bass tampoco.

Cierto que la forma simétrica del cuerpo y el ancho del mástil, sí nos incita a pensar que es un P- Bass. Pero no creo que esto sea una afirmación correcta.

De hecho, si nos fijamos en las Hambucker, o en el diseño del puente, quizá nos recuerde más a un Music Man.

El caso es que, «sí» o «no», el G&L L-2000 es un instrumento diferente que bien podría considerarse un híbrido, salvo por el sistema Tri-Tone del que hablaremos a continuación, que lo convierte en un instrumento todoterreno.

Modelos G&L L2000

Nota: según la página de fabricante, actualmente la marca G&L ha descatalogado ciertos colores para el modelo L-2000, y actualmente solo fabrica este Bajo eléctrico en acabados Blueburst y 3-Tone Sunburst. No obstante, puedes encontrar stock del Natural gloss en diversas tiendas online.

G&L L-2000 tribute Blueburst

Blueburst

G&L L-2000 tribute Blueburst con mástil y diapasón de Arce, y cuerpo de Álamo.

Oferta en Thomann

G&L L-2000 tribute 3 Tone Sunburst

3 Tone Sunburst

G&L L-2000 tribute 3 Tone Sunburst con mástil de Arce, diapasón de palisandro y cuerpo de Álamo.

Oferta en Thomann

Review
G&L L2000 Tribute Series

Lo primero, ¿por qué Tribute y no G&L L-2000 a secas? Porque no es un Bajo eléctrico americano, sino uno fabricado en Indonesia.

Por lo que «Tribute» significa que este Bajo puede tener ciertos componentes, materiales, o procesos de fabricación, de menor calidad que uno «made in USA».

Dicho esto, ¿vemos si esto es verdad, y si merece la pena?

Vamos a verlo analizando los 3 componentes a destacar en cualquier Bajo eléctrico:

Análisis del Mástil

En cuanto al mástil de Bajo G&L L-2000 te propongo empezar de arriba hacia abajo, revisando las características de la pala (la cual es el aspecto visual más característico de esta marca tanto en guitarras como en Bajo).

Y es que, como puedes ver, tiene una forma inferior muy característica con ese pico intermedio, que diferencia estos instrumentos muy bien de otras marcas y modelos.

Pero dejando a parte el lado estético, y antes de revisar las partes y componentes del mástil más importantes, cabe destacar que no cabecea en absoluto, así como su unión al cuerpo.

Nada más, y nada menos, que 6 tornillos bien grandes para garantizar un perfecto ajuste y equilibrio.

Clavijero

Un clavijero fiable, a la altura de un Bajo eléctrico de calidad.

El G&L L-2000 tiene un clavijero tradicional en línea Hipshot, tipo abierto, con una calidad y acabado de sobresaliente.

Clavijero

Con esto quiero decir que, pese a ser un modelo Tribute, no vas a sentir diferencias frente a otros sistemas de afinación en Bajos de alta gama más caros.

El mecanismo es preciso y robusto. Las clavijas no bailan en absoluto, y aguantan bien la afinación.

Además hay un detalle que no vas a encontrar en infinidad de modelos con este tipo de clavijero.

Y es que, en este caso, las clavijas cuentan en su parte inferior con la entrada a un tornillo tipo allen que nos sirve para regular la dureza de la palomilla al girar.

Puede ser una tontería, pero en los pequeños detalles está la diferencia entre un Bajo estándar y uno de calidad.

Cejuela

Una cejuela estándar con medidas de Precision Bass.

El Bajo G&L L2000 tiene un mástil bastante ancho, con una cejuela de 42,4 mm fabricada en plástico (no en hueso).

Cejuela

Es decir, lo primero de todo, hablamos de un instrumento que posiblemente no resulta cómodo para la gran mayoría de Bajistas con manos pequeñas.

No obstante, ya sabes que esto es cuestión de probar. Mis manos son normales, y me he acomodado.

Pero el material de la cejuela… vamos a ver, G&L, ¿cuál es la diferencia entre una de plástico y una de hueso?

Este es uno de los puntos en los que notamos que estamos ante un instrumento Tribute (fabricado en Indonesia), y no uno americano a tope de gama.

¿Es algo drástico? obviamente no. Pero una cejuela de hueso se nota, y si la quieres tendrás que ir a un Luthier.

Brazo

Un brazo estándar a la medida de la gran mayoría.

El mástil del Bajo G&L L-2000 tiene un brazo fabricado en madera de Arce, con un perfil común Tipo «C».

Brazo

Poco más que decir de esta pieza, más allá de estar al nivel que se le puede exigir a un buen Bajo.

Está muy bien terminado, sin imperfecciones, y el pulgar se desliza sin encontrar ningún obstáculo en su camino.

Y es que, pese a no contar con ningún acabado «gloss», es muy suave, y desde mi punto de vista cuenta con un equilibrio perfecto en cuanto a deslizamiento y agarre.

Diapasón

Un diapasón también estándar con aires de grandeza.

El G&L L-2000 tiene un diapasón con 12″ de radio, 21 trastes, y acabado en un ligero barniz brillante.

Diapasón

A ver, en cuanto al material, depende del modelo, pudiendo ser un diapasón de Arce, Palo rosa Palisandro.

No te líes, todos están perfectamente construidos y encolados al brazo, y pese a no tener un acabado brillante puro, el barniz que lleva le da un buen toque Vintage.

Pero lo que más me gusta es que los trastes son gruesos, están bien incrustados, y su acabado es excelente.

Análisis del Cuerpo

El cuerpo del G&L L-2000 Tribute en todos sus acabados es de álamo, robusto y bien terminado.

Pero con seguridad que no está construido en una sola pieza (se nota en el dibujo de las vetas), y seguro que la madera no es de primera calidad.

No he conseguido averiguarlo, pero de algún sitio tienen que abaratar costes. Y como no se percibe en la construcción general, ni en la calidad de los componentes, no creo que lo consigan solo ahorrando en la cejuela de plástico.

Dicho esto, tiene una terminación muy buena con un acabado de barniz brillante, una forma redondeada que nos recuerda a los Precision Bass (no es un cuerpo grande), y una tapa trasera para la pila de 9v que alimenta al previo.

Puente

Impecable y de gran masa. Exquisito.

Puente Saddle-Lock diseñado por Leo Fender que recoge muy bien las vibraciones de las cuerdas para sonar con una gran pegada, y ofrece un ajuste detallado.

Puente

Junto a la configuración de pastillas y el previo, es posiblemente el principal motivo por el que me costaría cambiar de Bajo principal.

Y es que resulta difícil encontrar instrumentos con puentes tan robustos y fiables (incluso dentro de la gama alta). Se siente el sustain incluso con el amplificador apagado.

Te permite ajustar perfectamente el quintaje, modificar la altura de las cuerdas de forma individual, y, lo mejor, mantendrá tu configuración intacta durante años.

Es decir, tienes un amplio abanico de posibilidades a la hora de ajustar el puente, y que las selletas estén tan bien sujetas es un plus a la hora de garantizar un ajuste óptimo y duradero.

Pastillas

Qué maravilla de pastillas Hambucker alineadas al puente.

El G&L L-2000 Tribute monta las mismas pastillas magnéticas con grandes imanes que los modelos U.S.A., denominadas G&L Magnetic Field Humbucker.

Pastillas

Sin duda, antes de revisar el sistema Tri-Tone, este componente es el «culpable» de la potencia con la que suena el instrumento, y uno de los principales a tener en cuenta si estás pensando en adquirir este Bajo.

¿El por qué exactamente? sus 4 imanes dobles en cada pastilla recogen de forma excelente la vibración de las cuerdas (ya sea en la pastilla del puente o en la central), y transmiten una señal poderosa y limpia al previo.

¿El resultado? aunque quieras sonar clásico en modo pasivo, o muy moderno en activo, vas a conseguir un sonido potente, sin perdida de definición y lleno de matices.

Además, son regulables en altura para un mayor control de tu sonido, y un mejor ajuste del Bajo eléctrico.

Controles

Controles con un buen tacto, sensibilidad y estabilidad.

El Bajo G&L L2000 Tribute cuenta con 3 switchs y 3 potenciómetros que giran y regulan el tono con precisión, sin obstáculos ni alteraciones.

Controles previo

Es verdad que aquí, en compración a un Bajo de mayor coste y calidad, si puedes notar que (quizá) le falta un pelín de sensibilidad al girar las perillas de tono.

Pero no es algo preocupante, porque funcionan bien, son estables, y, cómo hay tantos controles, nos vas a tener ningún problema a la hora de ecualizar como tú quieras.

En cuanto a los switchs, lo mismo. No bailan y cumplen su función sin sorpresas.

¿Vemos para qué sirve cada uno de estos controles?

Electrónica
G&L Tri-Tone activo/pasivo

Bien Bajista, dentro de esta Review del G&L L-2000 Tribute, creo su electrónica se merece un capítulo a parte.

Y es que, como te comentaba al presentar esta marca de Bajos, el avance diferencial más notable que lograron desarrollar George y Leo fue el novedoso Sistema Tri-Tone del que ahora mismo vamos a hablar.

Pero, a resumidas cuentas, ¿por qué? por su gran versatilidad y calidad de sonido.

G&L Tri-Tone

Lo primero que debemos indicar es que, el sistema Tri-Tone (tres tonos) de los Bajos G&L, está en cualquier modelo de la marca, sea Tribute o Made in Fullerton (California).

Un sistema de circuito activo con modo pasivo (posibilidad de desactivar el preamp interno), cuya característica más notoria es la versatilidad en el control del tono.

Es decir, nos permite ser realmente flexibles a la hora de controlar los graves, medios y agudos de cualquier línea de Bajo, con una precisión exquisita.

Pero eso es solo la punta del Iceberg. Lo que podemos controlar a simple vista con sus 6 controles:

Ahora bien, una de las características más destacadas de este sistema es que, a diferencia de la gran mayoría de previos con circuito activo, los controles de agudos y graves son pasivos.

Esto quiere decir que sirven para recortar estas frecuencias, no para realzarlas (algo que va muy bien en un Bajo sobrado de potencia, ya que de este modo nunca llega a saturar la señal, y ofrece una ecualización estable, natural y equilibrada.

Aunque la gran ventaja de este sistema es que te permite controlar agudos y graves por separado en modo pasivo.

Y créeme, esto no es nada común. Así como tampoco que en pasivo suene con buen cuerpo y volumen (imagina en activo con realce de agudos).

Si a esto le sumas la opción de seleccionar las pastillas, así como la configuración de conexión de sus bobinas (paralelo o en serie)… es que podrías incluso olvidarte de configurar el previo del amplificador.

Imagina lo fácil y cómodo que es cambiar las características de tu sonido en un directo o en un ensayo con solo tocar un par de controles.

Pero venga, vamos a ver para qué sirven cada una de ellos para que te hagas a la idea.

Perillas (Knobs)

Los Bajos G&L L-2000 Tribute tienen 3 perillas que funcionan, como decía, tanto en modo activo como en pasivo:

  1. Volumen
  2. Agudos
  3. Graves
Controles G&L L-2000

Volumen

La primera perilla (más cercana al mástil) es el control de Master Volume.

Se trata del típico potenciómetro que nos permite ajustar el volumen general de la señal.

Agudos

La segunda perilla (situada en la posición central) es el control de Treble (filtro de agudos).

Se trata del potenciómetro que te permite recortar agudos (no realzar) en activo y pasivo.

Graves

La tercera perilla (más cercana al puente) es el control de Bass (filtro de graves).

Se trata del potenciómetro que te permite recortar graves (no realzar) en activo y pasivo.

Selectores (Switchs)

Los Bajos G&L L-2000 Tribute tienen 3 switchs para seleccionar tanto el funcionamiento del previo, como la configuración y conexión de pastillas:

  1. Pastillas
  2. Bobinas
  3. Preamp
Switchs G&L L-2000

Selector de pastillas

El primer switch (más cercano al mástil) es el Pickup Selector.

Se trata de la palanca o selector de pastillas que nos permite determinar cuál/es entran en funcionamiento.

Tiene 3 posiciones:

  • Arriba: pastilla del mástil.
  • Medio: ambas pastillas.
  • Abajo: pastilla del puente.

Conexión de bobinas

El segundo switch (posición central) es el Pickup Setting.

Se trata de la palanca nos permite seleccionar el tipo de conexión de las bobinas de las pastillas.

Tiene 2 posiciones (ambas con cancelación de ruido):

  • Arriba: conexión en serie.
  • Abajo: conexión en paralelo.

Y si te preguntas cuál es la diferencia:

  • Serie: actúa como una gran pastilla.
  • Paralelo: actúa como 4 single coil.

En modo paralelo se asemeja a un Jazz Bass con un sonido más brillante; en serie obtienes un sonido con un más definición en frecuencias medias y, por consiguiente, más abierto y con más ganancia (potente).

Configuración del Preamp

El tercer switch (más cercano al puente) es el Preamp Setting.

Se trata de la palanca que nos permite seleccionar el funcionamiento del preamp.

Tiene 3 posiciones:

  • Arriba: activo con realce de agudos.
  • Medio: activado (modo activo).
  • Abajo: desactivado (modo pasivo).

Pros y contras
G&L Tribute L-2000

Hasta aquí, Bajista, creo que he analizado bastantes cosas de este Bajo, como para que podamos sacar algunas conclusiones.

Pero antes de revisar si merece la pena o no, te voy a contar cuáles son (desde mi punto de vista) los Pros y contras de este Bajo:

Pros

Sin duda, en cuanto a construcción general, destacaría el acabado impecable y la unión robusta del mástil al cuerpo, así como la calidad y fiabilidad del clavijero, el puente, las pastillas y Herrajes en general (switchs, potenciómetros, trastes, clavijas puente)

Aunque creo que el mayor Pro del G&L L-2000 Tribute es el Previo. Buena calidad de sonido y tremendamente versátil.

Y mira que soy de los que piensa que, quien mucho abarca poco aprieta.

Pero nada más lejos de la realidad. La respuesta del sistema Tri-Tone, ya sea en activo o en pasivo, es maravillosa en todas las frecuencias y configuraciones.

Además, no importa el estilo. Metal, Rock, Pop, Reggae, Funk… el L2000 Tribute se adapta como un guante a la mayoría de necesidades sonoras que se puede exigir en cualquier banda o estudio de grabación.

Es verdad que tiene un sonido moderno, y en muchas configuraciones algo nasal. Pero ya busques potencia, esencia setentera, agudos o graves, los consigues.

Contras

Como contras destacaría, en primer ligar, el peso del G&L L-2000. Creo que es lo que menos me gusta de este Bajo eléctrico.

¿Es muy pesado? bueno, no. Pero tampoco se siente ligero.

Digamos que, pasadas unas horas, se resiente en la espalda (nada que no se solucione con unas horas de gimnasio, ¿no?).

Otra de las cuestiones que podría considerar una contra es, por ejemplo, la inclinación de las cuerdas en la zona de la cejuela.

Para mi gusto le falta un poco más de ángulo en esa zona olvidada de un Bajo, (cuanto mayor es, más tensión tienen las cuerdas, y mejor la profundidad y sustain del instrumento).

No obstante, es un pequeño detalle que la mayoría pasaría por alto al probar este G&L, y que se compensa con creces gracias a la buena construcción, el previo y el puente.

¿En cuanto al ancho del mástil? es un tanto relativo.

En mi caso, que tengo las manos normales (tirando a pequeñas), tarde unos días en acostumbrarme ya que venía de un Bajo tipo Jazz bass con el mástil más estrecho.

Pero esa «falta de comodidad» inicial no es algo drástico, y se agradece si buscas mayor sustain y cuerpo.

Y por último, el tema de la configuración del previo.

Como he dicho, para mí es una ventaja tener tantas posibilidades a la hora de ecualizar y configurar el sonido que quiero para cada situación.

Pero lo cierto es que es bastante complejo, y necesitas pasar muchas horas para explorar y trabajar todos los sonidos que puedes conseguir con este Bajo.

No es como coger un Precision o un Jazz, y venga, a tocar. Requiere un trabajo y estudio previo.

Comprar
G&L L2000 Tribute Series: ¿sí o no?

Mi conclusión general, sin dar rodeos y tratando de ser objetivo, es:

El G&L L-2000 Tribute es uno de esos Bajos eléctricos de gama media que, por su construcción y prestaciones, te dan mucho más de lo que pagas.

No hay más. Su acabado, componentes y versatilidad, lo acercan a un gama alta sin serlo, con un precio muy contenido entre los 650-850€ (dependiendo de la tienda y modelo).

Desde luego puede no ser el mejor Bajo del mercado. Pero como siempre digo…

Te pueden gustar o no ciertos aspectos como los que hemos comentado en esta review, o no tener el timbre y características de sonido que tú buscas en un Bajo eléctrico.

Pero la realidad es que se trata de un instrumento con una calidad muy superior a lo que podría hacernos pensar su precio, convirtiéndolo en una gran compra para quien quiere dar el salto a un instrumento ¿semi? profesional.

Y ojo, insisto, esto no quiere decir que el G&L L2000 sea adecuado para todo, ni para todos.

Sí merece la pena

El G&L L2000 es para ti si buscas dar el paso a un instrumento de calidad para toda la vida, sin tener que gastar mucho dinero.

Digo esto porque, aunque no es un gama alta de 2.000 euros, tampoco tiene mucho que envidiar si eres un buen Bajista y sabes sacarle el máximo partido.

De hecho, si en el futuro inviertes en uno de mayor calidad, o pruebas un Fender de 1.500€, estoy seguro de que no vas a sentir falta de prestaciones en muchos aspectos.

Es decir, obvio que no es un gama alta de 2.000 euros, pero sinceramente, tampoco tiene mucho que envidiar si le das más importancia a tu técnica y creatividad expresiva.

No merece la pena

Desde luego que el G&L L2000 no es para ti buscas mejorar tu equipo, pero aún estás desarrollando tu oído y entrenando tu técnica.

Es un Bajo que podríamos considerar ¿semi? profesional, y si eres principiante quizá te quede un poco grande tratando de ser objetivos en cuanto a inversión económica.

En este sentido, quizá te interese más la serie Classic Vibe de Squier, algunos TRBX de Yamaha, o el Marcus Miller V7. Todos ellos buenos Bajos más económicos que este.

Además, si el L-2000 fuera una persona, podríamos decir que es guapa, simpática e inteligente, pero tiene una personalidad complicada y hay que conocerla para entenderla.

Con esto quiero decir que, si quieres un Bajo profesional más sencillo, o sabes que no necesitas todas las prestaciones del sistema Tri-Tone (y que no a todo el mundo le gusta). Entonces creo que no merece la pena complicarse.

¿Siempre está bien tener la opción de poder configurar diferentes sonidos? en mi opinión sí. Pero si para ti esto no es importante, ¿para qué meterse en follones?

Y por supuesto, tampoco te lo recomiendo si buscas un Bajo liviano, con el mástil estrecho de un Jazz Bass, o de mayor rango (por ejemplo 24 trastes).

Ahora bien, a partir de aquí solo tú puedes valorar y sacar tus propias conclusiones.

¿Qué te parece este G&L L-2000? ¿te ha resultado útil esta review de producto? No olvides comentar y, nos vemos en el Groove, Bajista!

G&L L-2000 tribute Blueburst

Blueburst

G&L L-2000 tribute Blueburst con mástil y diapasón de Arce, y cuerpo de Álamo.

Oferta en Thomann

G&L L-2000 tribute 3 Tone Sunburst

3 Tone Sunburst

G&L L-2000 tribute 3 Tone Sunburst con mástil de Arce, diapasón de palisandro y cuerpo de Álamo.

Oferta en Thomann

Bajista,
necesito tu ayuda

paraBajoeléctrico.com es un proyecto gratuito y autogestionado, al cual dedico una gran cantidad de horas de trabajo, esfuerzo y dedicación en mi tiempo libre. Si te gustan los contenidos, y quieres apoyarme, estaré tremendamente agracido si comentas, compartes, o me invitas a un café para ayudarme a seguir despierto. Gracias, Bajista!

  1. Hola Sergio, excelente artículo, gracias y enhorabuena! Aprovecho para preguntar si sabrías explicar la o las diferencias entre este bajo (G&L L2000) y el bajo de G&L CLF RESEARCH L2000. Las características parecen similares. Son contemporáneos, uno es la evolución del otro… ?

    Responder
    • Hola máximo, muchas gracias por la valoración de la review, y por traer una cuestión tan interesante (a la par que desconocida).

      De forma muy resumida, CLF Research («C»larence «L»eonidas «F»ender) fue una empresa fundada por Leo en 1966 un año después de vender «Fender» a la CBS. Con esta marca siguió apoyando unos años a CBS/Fender, más tarde colaboró con Music Man en el desarrollo de instrumentos, y por último supuso las bases de lo que hoy es el diseño G&L. Pero ni de lejos consiguió la misma popularidad que con las otras tres, y algunos de sus diseños ni salieron a la luz (por ejemplo «La espada», la supuesta evolución de la famosa guitarra Telecaster, que la CBS no lanzó al mercado).

      Bajo este contexto, en 2018 G&L decide recuperar la marca CLF Research, y hacer un movimiento de marketing homenaje a los diseños de Leo, y crear una serie de Guitarras y Bajos de estética vintage, con características actualizadas. ¿Y cuál fue el primer modelo que presentaron? el G&L CLF Research L-2000, que es básicamente la reedición moderna del icónico G&L L-2000 lanzado en el año 1981, con la esencia del L-2000 moderno (el americano, no el Tribute), pero con un mástil de perfil tipo C más delgado (como los primeros). Por lo demás, las diferencias son más bien estéticas: forma de la pala, potenciómetros, switchs codificados por colores, placa metálica del cuerpo…

      Espero haberte ayudado, y no haber sido muy pesado. Creí conveniente mencionar algunas curiosidades aprovechando tu pregunta jjjjj. Un fuerte saludo, Bajista!

      Responder
      • Para mí que esta serie CLF Research es un intento de hacer caja con nostálgicos. Sinceramente, no creo que la diferencia de diseño, o el mástil ligeramente más delgado, sean razones decisivas para hacerse con uno, salvo si buscas el potencial de un L-2000 moderno made in US con esa estética retro/vintage. Pero si miramos su coste… ¿no sería más apropiado intentar hacerse con un L-2000 serie E de principios de los 80? incluso estando en un estado regular, es un Bajo que muy posiblemente se revalorizará cada vez más con los años, y eso es algo que dudo suceda con este CLF moderno. Aún así, esto es solo mi opinión, y si no fuera porque aprendí a frenarme hace unos años, querría comprarme uno… saludos, Bajistas!

        Responder
        • Hola Carlos, excelente reflexión. La verdad que coincido contigo, aunque imagino que todo depende desde el punto de vista con el que lo miremos. Yo también preferiría un L-2000 de los 80′, antes de gastarme tanto dinero en este solo por diseño. Pero si tengo en cuenta qué papel juega la nostalgia, valoro la dificultad de encontrarlo (quizá la de restaurarlo sin que pierda valor), etc. pues imagino que el tema de la revalorización será más bien para coleccionistas, y que la mayoría simplemente buscaríamos en la serie CLF Research un buen Bajo eléctrico con esa estética vintage (algo así como quien estrena unos Levi’s rotos, o un Fender con efecto desgastado de fábrica). De todos modos, esto daría para hablar largo y tendido creo yo jjj. Gracias por sacar el tema, un saludo!

          Responder
  2. Wow que bella reseña.. es curioso que sea un bajo poco conocido y con prestaciones tan finas.. Hace poco compre un Tribute 2500. y me enamore solo al agarrarlo .. no había experimentado tanta comodidad al sostener un bajo… Llevo mas de 20 años tocando diversos tipos de bajo y no me había sentido nunca tan cómodo como con este… Pero bueno la magia real surge cuando empiezo a tocar y a experimentar con su electrónica. la versatilidad es genial y le da a uno esos tonos de bajos clásicos que tanto amamos, de hecho se seinte una mezcla entre el fender jb y el musicman, obviamente trascendiendo estos tonos y llevandolos a otro nivel… Me siento como si hubiese comprado a un mercedes a precio de mazda jeje … La verdad estoy dichoso con este bass y no le envidio nada a los de alta gama, que brillan mas por su renombre que por sus prestaciones.

    Responder
    • Muchas gracias por tan detallado comentario, Hinder :)
      Creo que en unas pocas líneas has plasmado toda la esencia que venía a querer transmitir esta review.
      Aunque pesado, cómodo. Aunque, como bien dices, a medio camino entre un Fender un Musicman, único. Y además se ríe del precio de muchos gama (mucho más) alta. La serie Tribute de G&L sin duda es excelente.
      A disfrutar de ese L-2500 (lo tengo en el punto de mira desde hace tiempo, pero no termina de llegar a mis manos… jjj).
      Un fuerte saludo, Bajista!

      Responder
  3. Me ha encantado el artículo.
    Lo único que echo en falta a este bajo es un potenciómetro por cada pastilla.
    Si en vez de perilla de tres posiciones se seleccionará por medio potenciómetro de balance / equilibrio como en uno de mis bajos . Que le quite la perilla y le puse . Va de lujo… Quito puente más o menos depende la canción o parte …y es que la pastilla de puente sola… Pufff.
    Un saludo me lo compro seguro…

    Responder
    • Hola Saúl, muchas gracias por comentar y valorar la review sobre el G&L L-2000.
      A mí al principio también se me hizo un poco raro el no poder nivelar la señal de las pastillas con un potenciómetros, pero a los 2 días comprendí que en este Bajo no tiene mucho sentido. Quizá es que, por estándares de fabricación en el mercado, estamos acostumbrados a «girar», y no tanto a «seleccionar». No obstante, desde mi punto de vista y experiencia, todo lo contrario! Cuando te acostumbras, resulta súper sencillo utilizar los distintos switchs y perillas (incluso durante directos), y da la sensación de tener una mayor precisión y control a la hora de configurar el sonido que deseamos en cada momento (además, es sumamente fácil recordar las posiciones de los controles). Pero bueno, como todo, al final es cuestión de gustos. Lo que estoy seguro es que, si decides comprar este Bajo… te va a gustar :) y si quieres, so dudes en volver por aquí para compartir tus impresiones. Un fuerte saludo, Bajista!

      Responder
  4. Buenas, llevo años con este bajo y creo que es dificil encontrar otro con la relación calidad/precio como con este. Anteriormente tuve con un Fender Mejicano (nada que opinar jjj), y un Cort A4, que para costar cerca de los 1000€ se queda a la altura del betún comparado con el G&L… Esto al menos según mi experiencia por supuesto…
    Gran explicación y detalle! gracias por la review.

    Responder
    • Hola Sergio, muchas gracias por comentar y valorar esta review. La verdad es que el G&L L-2000 es un Bajo eléctrico excelente. Como bien dices, lo comparamos con Bajos más caros, y casi siempre sale ganando. Es verdad que para gustos colores, pero aun tratando de ser objetivo, también creo que es difícil encontrar otra marca y modelo con esta relación calidad precio. Un fuerte saludo, Bajista!

      Responder
  5. Un analisis bastante bueno, soy el feliz poseedor de un tribute L2500 y enamorado de los g&l desde la primera vez que probé uno, he probado muchos bajos en los últimos años y hay muy pocos a ese nivel que cuesten menos de 1500 €. Creo que leo Fender tenía razón cuando dijo que eran los mejores bajos que había diseñado, y eso que había ayudado al desarrollo de los Musicman antes de crear G&L junto a George Fullerton (de hay biene la G ,otra leyenda en la construcion de instrumentos eléctricos, diseño de pastillas etc.)
    Como he dicho antes he probado muchos bajos en los últimos años entre ellos también algunos G&L americanos, estuve detrás de un par de segunda mano pero por mala suerte se me escaparon entre los dedos.
    La diferencia entre un tribute y uno americano aparte de una mejor selección de las maderas, acabados más finos, calidad de cejilla y botones ( que en ningún caso son malas, sino que no son premium) está sobre todo en la electrónica, el previo creo que no es el mismo, en los americanos el equilibrio y balance entre las pastillas es mejor, también la diferencia de volumen entre pasivo y activo no es tanta, aunque funciona y dan un sonido casi igual, los potenciómetros tampoco son los mismos, tienen algo más de recorrido, la respuesta es más suave y amplia haciendolos todavía un poco más versátiles, así que imaginaros como pueden sonar los americanos, yo de mi tribute digo que es un arma de destrucción masiva, el día que me dé por cambiarle la electrónica por una americana será una bomba atomica

    Responder
  6. Buenos días Sergio:
    Enhorabuena y muchas gracias por el trabajo que estás haciendo.
    Aprovechando la lectura de la review del bajo G&L; llevo dos años «perpetrando» tonadillas con un bajo Sire M2; tengo ganas de comprar una bajo tipo precision con presupuesto contenido, me gusta el Sire P5, pero me hablaron muy bien de los Tokay e incluso Yamaha BB434 (con las dos pastillas P J).
    ¿Qué opinas y/o recomiendas?
    Gracias y felices fiestas

    Responder
    • Hola Emir, muchas gracias por valorar esta review sobre el G&L L-2000 y el proyecto.
      Respecto a los Bajos que comentas, creo que ambos son una excelente opción. Es verdad que el Yamaha quizá te puede dar una mayor versatilidad al tener una configuración de pastillas P/J, aunque en mi opinión su pastilla de agudos no es nada del otro mundo (sin desmerecer la calidad del instrumento en general, por supuesto). Aún así, creo que es mejor Bajo para estudio/directos que el Sire (entre otras cosas, de ahí la diferencia de precio). Eso sí, desde mi «punto de oído», con el Sire P5 tienes un gran sonido Precision, y además tiene un traste más (que puede que no te venga mal si utilizas bastante la zona baja del diapasón).
      ¿Cuál elegir? uff… no podría decirte porque cada Bajista es un mundo. Personalmente, me inclinaría por el Yamaha porque la serie BB me parece fabulosa pensando más a largo plazo. Pero si buscas un precio más contenido, el Sire no te va a defraudar.
      Este es el eterno dilema cuando buscamos un instrumento nuevo, nunca es fácil decidir en cuanto a calidad/precio.
      No dudes en comentar por cuál optas al final, y cuáles son tus impresiones. Seguro que ayudas a alguien más a decidirse.
      Un fuerte saludo, Bajista!

      Responder
    • Mirate un G&l tribute de la serie LB , no son muy caros y por ese precio no hay nada mejor y a veces aparece alguno de segunda mano por ahí …
      Por cierto … Yo también quiero uno ?

      Responder
        • Yo ni me lo hubiera pensado … Frente a un player series la duda sería un SB1 o un SB2 que tiene también una pastilla tipo JB en el puente. No soy nada mitómano y mira que he probado algunos Fender sobre todo antiguos que me han volado la cabeza pero los player no me terminan de convencer, incluso en plan precisión me han gustado más algunos Squier, supongo que es cuestión de gustos o que me han tocado los garbanzos negros … Que me ha pasado varias veces … El primer sadowsky que me dejaron para probar estaba tan desajustado que dolía de tocar y hasta sonaba mal pero después de pasar por el lutier era un cañon de sonido y mantequilla en los dedos jjjjj

          Responder

Deja un comentario