Cuándo y cómo
Ajustar el alma del Bajo

Bajista, saber cómo ajustar el Alma de un Bajo es algo que tarde o pronto vas a necesitar. Sí o sí.

Y es que, cuando hablamos de mantenimiento del Bajo, muchos pensamos que con saber cambiar las cuerdas es suficiente. Pero no es así.

Sí, lo sé, a todas/os nos da miedo al principio.

Eso del «Alma del Bajo» suena tan profundo, que impone pensar que podríamos estropear nuestro instrumento.

Y a ver, no te voy a engañar, si no lo has hecho nunca antes, lo mejor es que primero pruebes con un bajo sobre el que no te importe experimentar.

Al fin y al cabo es uno de los ajustes que más paciencia y atención requieren, pues hablamos de tocar una de las partes del Bajo eléctrico más importantes.

Pero la realidad es que no es tan complejo como parece, y si sigues los consejos de este artículo, estoy seguro de que no tendrás ningún problema.

Eso sí, te recomiendo tener las herramientas necesarias y, por supuesto, asegúrate de que tu Bajo necesita reajustar el alma.

Porque no siempre es necesario, y si no sabes lo que haces puedes desajustar el mástil del Bajo sin saber cómo volver al punto de partida.

Por eso, permíteme empezar esta guía de ajuste comentando por qué es necesario saber ajustar el alma, y cuándo deberías hacerlo, antes de pasar a revisar el procedimiento.

¡Ah! y ten en cuenta que, una cosa es el ajuste del alma, y otra saber cómo ajustar la acción del bajo (lo veremos en otro post).

¿Lista/o? ¡empecemos!

Por qué necesitas ajustar el alma

Como ya deberías saber, el mástil de un Bajo no es de una sola pieza. Sino que, entre las maderas del diapasón y el brazo encontramos la varilla metálica que llamamos «alma» (Truss Rod en inglés).

¿Su función? como se dice coloquialmente, mantener el mástil recto.

Aunque siendo estrictos, deberíamos decir mantener el mástil en el grado de curvatura exacto. Porque, pese a lo que muchos pensamos al principio, el mástil nunca debe estar recto.

Ajuste correcto del mástil de un Bajo

¿Por qué esta ligera curvatura? porque las cuerdas oscilan en todas las direcciones y, si el mástil está completamente recto, no tendrían suficiente espacio. Es decir, golpearían contra el diapasón cuando su amplitud de vibración llega al punto máximo.

Ahora bien, hay 2 aspectos que, pasado un tiempo, hacen que la madera del mástil se vea afectada, y con ello su curvatura:

  • Tensión de las cuerdas
  • Cambios climatológicos

Por una parte, las cuerdas ejercen una tensión constante en el mástil haciendo que poco a poco se arquee.

Por otra parte, las variaciones climatológicas a las que se ve expuesto el Bajo en los cambios de estación, desplazamientos al local de ensayo o viajes, también causan que el brazo tienda a doblarse o enderezarse en exceso.

Esto es debido a 3 factores clave que afectan a la curvatura de la madera, y que no podrás evitar al 100%:

  • Temperatura
  • Humedad
  • Presión atmosférica

Así que, ya sea por las cuerdas o por los factores climáticos, en algún momento el mástil de tu Bajo se verá afectado de una de las siguientes formas:

  • Demasiado doblado: curva cóncava pronunciada que causa pérdida de tensión en el mástil y cuerdas demasiado altas.
  • Demasiado enderezado: curva convexa pronunciada que causa exceso de tensión en el mástil y cuerdas demasiado bajas.
Alma mal ajustada

Para qué sirve ajustar el alma

Entonces, ¿para qué necesitas ajustar el alma del Bajo eléctrico?

Ajustar el alma sirve para contrarrestar las inevitables variaciones que se producen en la madera del mástil, y mantenerlo en la tensión y curvatura correcta.

Cómo, ¿que no terminas de entender la importancia de esto? te lo digo de otra forma.

Un mástil doblado (ya sea hacia dentro o hacia fuera) hará que tu Bajo sea muy incómodo o suene muy mal en la mayoría de las situaciones.

Aunque, en algunos casos, una variación extrema también podría afectar a la octavación o calibrado del Bajo, sonando desafinado en ciertas zonas por mucho las cuerdas estén bien afinadas.

Pero, a resumidas cuentas, ajustar el alma sirve para ajustar la curvatura del mástil, como primer paso para ajustar la acción (no el único).

Ahora sí que parece importante, ¿verdad? Pues venga, vamos a ver si necesitas ajustar el alma.

Porque no, no siempre es necesario, y puedes empeorar más que mejorar tu instrumento.

Cuándo es necesario ajustar el alma

En este punto ya deberías saber identificar si es necesario este ajuste o no en tu Bajo eléctrico. Pero voy a tratar de darte más pistas al respecto.

Lo primero de todo, ¿has decidido comprar un bajo nuevo o de segunda mano? en estos artículos ya lo comento: revisa el mástil, suele ser el primer ajuste necesario.

¿Cómo? puedes revisarlo a ojo, igual que haríamos con nuestro Bajo de toda la vida:

  • ¿Mucho trasteo o zumbido en la zona media/alta del diapasón? mástil convexo.
  • ¿Mucho trasteo o zumbido en la zona media/baja? mástil cóncavo.
  • ¿Cuerdas muy separadas y duras? mástil cóncavo.
Cuándo debes ajustar el alma del Bajo

En todos los casos necesitas ajustar el alma del Bajo.

Eso sí, ajustar el mástil requiere estar seguro que la curvatura del puente del Bajo también sea la correcta. Es decir, que las cuerdas estén a una altura proporcional siguiendo el radio del diapasón.

Esto no quiere decir que debas ajustar primero la acción del Bajo, sino que estén bien niveladas. A continuación hablaré de esto.

El caso es que:

Hay ocasiones en las que puedes notar trasteos de forma leve, y sin embargo no ser necesario ajustar el alma.

Cuándo no es necesario ajustar el alma

Lo primero siempre es comprobar la curvatura del mástil.

Si está bien, pero tienes trasteos o zumbidos, es probable que el problema esté en otras piezas (por ejemplo trastes defectuosos), e incluso en ti misma/o.

Porque si eres un Bajista principiante, lo más normal es que estires las cuerdas con la mano derecha, o que no tengas una buena sensibilidad desarrolladas. En ese caso, el ajuste está en tu técnica, no en el alma.

Y luego están los que quieren ajustar la acción a través del alma.

Bajista, para ajustar la acción del Bajo (altura de cuerdas) necesitas tener el mástil bien ajustado, pero se regula con el puente.

Por ejemplo, bajar o subir la acción se consigue subiendo o bajando las selletas del puente (si son regulables en altura), o el puente entero si son fijas.

Por lo que si quieres modificar la altura de las cuerdas, y el mástil está bien, tampoco tienes que ajustar el alma.

Sí es cierto que, quizá, a ti te interese un mástil casi recto para llegar a una acción más baja, o ligeramente más curvado para una acción más alta.

Pero el punto de partida estándar, y aconsejable, es tenerlo siempre en una curvatura ideal, tal y como te muestro en la siguiente imagen.

Dicho esto, ¿sigues convencida/o de que tu bajo necesita un ajuste de mástil? Revisemos las herramientas necesarias.

Cuándo no es necesario ajustar el alma

Herramientas necesarias
para ajustar el alma

Bajista, lo estricto y necesario para ajustar el alma de tu Bajo en la mayoría de los casos es una llave tipo Allen del tamaño correcto, la cual suele venir junto con tu instrumento.

¿No es tu caso, o no la encuentras? entonces, aunque no es lo más común, revisa que efectivamente necesites esta llave. Algunos requieren un destornillador de estrella o punta plana.

¿Con esto es suficiente? si eres valiente, sí.

No obstante, mi recomendación es que te hagas con un calibrador, medidor de acción, o juego de galgas para Luthier. No cuesta nada, y te va a ayudar mucho a la hora de configurar la altura exacta de tus cuerdas.

Eso sí, por si te interesa, hay quien utiliza una tarjeta bancaria como referencia (1 mm de espesor), y otros cuerdas viejas de diferentes calibres.

Pero recuerda lo que te decía: antes de ajustar el alma tienes que estar segura/o de que la altura de las cuerdas siguen el radio del diapasón.

Por lo que también necesitarás tener a mano medidores de radio.

Nota: como siempre digo, desde mi punto de vista lo mejor es comprar un kit de mantenimiento y reparación completo como este set de herramientas, y te quitas de historias, y un soporte para apoyar el mástil.

Kit recomendado

Juego de herramientas completo para diferentes ajustes y mantenimientos.

Oferta en Amazon

Soporte de cuello

Soporte de luthier para apoyar el cuello del bajo sin dañar el instrumento.

Oferta en Amazon

Medidor de radio diapasón

Medidor de radio

Medidores de radio de acero inoxidable en pulgadas para medir la curvatura del diapasón.

Oferta en Amazon

Medidor de acción

Juego de galgas de acero inoxidable en pulgadas y milímetros para medir la altura de las cuerdas.

Oferta en Amazon

Llaves tipo Allen

Juego de llaves hexagonales tipo Allen de diferentes medidas para tornillos Allen.

Oferta en Amazon

Cómo ajustar
el alma de un Bajo eléctrico

Perfecto Bajista, ¿ya tienes todo lo necesario para ajustar el alma de tu Bajo con seguridad?

Pues venga, ponte esa lista de canciones que no paras de rayar últimamente, no te saltes ninguno de los siguientes pasos, y… ¡manos a la acción!

Eso sí, hay algo que te voy a repetir hasta la saciedad: no corras.

Ajustar el alma no es inmediato, y hay que dejar que el ajuste actúe en el mástil para ver cómo reacciona. No pienses que es girar la llave y notar un cambio inmediato.

Pasos para ajustar el alma sin miedo

1. Prepara el espacio de trabajo

Como siempre, es fundamental que decidas dónde vas a trabajar, y que dejes el espacio suficiente y cómodo para manipular tu instrumento de forma segura:

  1. Afina el Bajo en tu afinación habitual.
  2. Despeja una mesa en la que puedas reposar el bajo en horizontal.
  3. Coloca una toalla/manta debajo para evitar dañar el cuerpo.
  4. Apoya el cuello del mástil en el soporte.
  5. Pon a mano las llaves y el juego de galgas.

¿Está? seguimos.

Nota: puedes destensar las cuerdas intermedias del Bajo (segunda y tercera) para retirarlas y poder girar la llave más cómodamente. En mi opinión es mejor tenerlo afinado, y hacer giros pequeños como te voy a indicar.

2. Comprueba la curvatura del puente

Insisto, antes de ajustar el alma, es imprescindible comprobar que la altura de las cuerdas siguen la curvatura o radio del diapasón, así como comprobar que no están demasiado altas o bajas.

Una vez más, con esto no quiero decir que debas ajustar la acción de Bajo lo primero. Solo que estén a una altura aproximada y estándar.

Lo importante por ahora es que todas estén a una distancia equilibrada con la curva del diapasón.

Por ejemplo, de forma general, lo primero es tomar de referencia la altura de las 2 cuerdas exteriores:

Tipo de BajoAfinaciónPrimera cuerdaÚltima cuerda
4 cuerdasEADG1,8-2,0 mm2,0-2,5 mm
5 cuerdasBEADG1,8-2,0 mm2,2-2,7 mm
5 cuerdasEADGC1,7-1,9 mm2,0-2,5 mm
6 cuerdasBEADGC1,8-1,9 mm2,2-2,7 mm
Referencia altura inicial de las cuerdas

Si estas 2 cuerdas de tu bajo no están dentro de estos rangos, entonces deberás ajustar la altura de las selletas.

Cuando lo tengas, ya puedes comprobar la curvatura del puente.

Por lo general, en las especificaciones técnicas de tu Bajo (libro de instrucciones) encontrarás la información del radio del diapasón en pulgadas. Por lo que te resultará más fácil saber qué medidor de radio necesitas.

Si no, prueba colocando diferentes medidores sobre el diapasón hasta que des con el correcto.

Cuando lo tengas ve al puente, y coloca esta herramienta sobre las cuerdas (no por debajo). Justo donde están a punto de apoyar sobre las selletas.

¿Todas siguen la curva? perfecto, pasa al siguiente punto.

¿Alguna (o todas) están mal? entonces tendrás que subir o bajar su selleta en el caso de ser regulable. Si no, el ajuste debe ser regulando la altura del puente.

3. Comprueba la curvatura del mástil

Si ya estás seguro de que la altura de las cuerdas es proporcional al radio del diapasón, hay otra comprobación antes de ajustar el alma: la curvatura (o relieve) del mástil.

Para un primer diagnóstico rápido puedes hacerlo a simple vista, tratando de alinear la cejuela con el puente y observando la curva que se crea.

También podrías utilizar una regla (o algo alargado y recto) sobre los trastes de la zona media del diapasón para ver qué sucede.

Pero lo correcto es pisar el primer traste de la última cuerda y el último para ver qué tan grande (o tan pequeña) es su separación con respecto al traste 7 o 9.

  • Si la cuerda toca los trastes significa que el mástil esta recto o convexo (relieve hacia delante).
  • Si la cuerda no toca los trastes significa que el mástil tiene relieve cóncavo.

Si estás en el primer caso, ve directamente al paso 5.

Si estás en el segundo, es el momento de medir la separación de la cuerda con el traste para saber si es la correcta.

4. Mide la altura de las cuerdas

¿Tu mástil está cóncavo? vamos a ver cuánto midiendo la altura de la cuerda.

Así que coge papel y lápiz, porque es necesario anotar la distancia inicial por 2 motivos:

  1. Comprobar si necesitamos ajustar el alma o no, y tener una orientación de en qué medida.
  2. Marcar el punto de partida por si nos perdemos y es peor el remedio que la enfermedad.

De este modo, y como te decía en el punto anterior, presiona el primer y último traste, coge tu juego de galgas, y busca cuál de todas pasa justo entre la cuerda y el traste 7 o 9 (yo prefiero el séptimo, pero puede que a ti te vaya mejor el noveno).

Tiene que rozar ambos sin forzar. Esto es importante.

Y sí, parece y es incómodo. Por eso, mi consejo es que utilices una cejilla o capo de guitarra para presionar el primer traste y que te quede la mano izquierda libre.

Bien, ¿tienes ya la distancia apuntada?

Si la distancia está entre 0,3 mm y 1,0 mm es probable que no necesites ajustar el alma, y que si quieres modificar la altura de las cuerdas tengas que hacerlo a través del puente.

Dicho esto, ¿estás fuera de este rango de milímetros? continuamos.

5. Localiza el acceso al alma

Con la altura de las cuerdas anotada, es el momento de localizar el acceso al alma de tu Bajo eléctrico.

En este sentido, tienes 2 opciones para saber dónde está el orificio en el que se encuentra el tornillo de ajuste:

  • Arriba: en la zona superior del mástil, detrás de la cejuela.
  • Abajo: en la zona inferior del mástil, en la parte frontal del Bajo.

Ten en cuenta que algunas marcas ocultan este tornillo con algún tipo de tapa, especialmente en modelos donde el alma está arriba. Si es tu caso, tendrás que retirarla.

Además, aunque sería raro, puede que tu Bajo (si es antiguo) no tenga visible el acceso al alma.

En ese caso tendrías que desatornillar el mástil, y hacer los ajustes sería una tarea mucho más compleja. Acude a un Luthier.

6. Identifica la medida de la llave

¿Llegaste a visualizar el tornillo del alma?

Bien, identifica que tipo de llave necesitas (seguramente, como decía, una del tipo Allen con forma de «L»), y escoge la medida que encaja perfectamente.

Es importante que escojas aquella que entra perfectamente bien dentro del tornillo, sin holguras y sin forzar (ten en cuenta que debes introducir el lado corto, el largo es para hacer palanca fácilmente).

Esto es aplicable a destornilladores con cualquier punta. Aunque si el tornillo del ala de tu bajo es giratorio (rueda con varios con orificios) te valdrá cualquier llave o destornillador que entre en ellos.

¿Ya? Ha llegado el momento de girar. Pero espera, ¿hacia dónde? ¿Cuánto?

Alamas de Bajo eléctrico

7. Ten claro el sentido del giro

Por norma general, el tornillo del alma se aprieta girando hacia la derecha (sentido horario), y se afloja girando hacia la izquierda (sentido antihorario).

Y aquí llega una de las preguntas del millón: ¿se gira igual si el tornillo está arriba o abajo del mástil?

Tú piensa que se aprieta siempre en el sentido de las agujas del reloj, y se afloja a la inversa. De este modo:

  • Si el tornillo del alma está abajo, apretamos girando la llave hacia la primera cuerda.
  • Si el tornillo del alma está arriba, apretamos girando la llave hacia la cuarta cuerda.

¡Ah! y ten en cuenta que apretar es enderezar el mástil, tensarlo, y aflojar curvarlo hacia afuera. Es decir:

  • Si la curva del mástil es cóncava, y las cuerdas muy separadas, gira hacia la derecha para enderezarlo y disminuir esa distancia.
  • Si la curva del mástil es convexa, y las cuerdas muy pegadas, gira hacia la izquierda para liberar tensión y aumentar su altura.

¿Lo tienes claro? entonces espera, ¡no te pongas a dar vueltas sin sentido!

Nota: por favor, revisa el libro de instrucciones que venía con tu Bajo para comprobar que el alma se ajusta de este modo. En contadas ocasiones puede que tengas que invertir el giro para tensar o aflojar.

8. Gira muy poco la llave

¿Cuánto es conveniente girar la llave? no hay una regla exacta, y muchas personas dicen «poquito a poco».

Pero vamos a ver, como dice Sheldon Cooper, dos coches de distancia no es una medida exacta.

Por eso, si necesitas ajustar muy poco el alma (por ejemplo, si la distancia inicial de la cuerda respecto al traste es de 0,28 mm o 1,1 mm) es suficiente con dar 1/8 de vuelta.

Aunque según mi experiencia, en la mayoría de los casos girar tan poco es insuficiente y tedioso. Por lo que prefiero dar 1/4 de vuelta (que además parece más fácil de calcular, pues al fin este proceso es a ojo).

Más de 1/4 nunca es aconsejable, así como tampoco girar 2 veces seguidas.

Así que gira un cuarto de vuelta, y deja reposar el instrumento unos 3 o 5 minutos para que el mástil reaccione al ajuste y asiente bien la madera.

9. Afina y comprueba el resultado

¿Has dejado que el mástil reaccione al ajuste y se acomode? bien, entonces:

  • Afina las cuerdas de nuevo porque has modificado la tensión de las cuerdas.
  • Vuelve a medir la altura en el traste 7 para comparar la variación.
  • Toca las cuerdas al aire para comprobar que no trastean.

Si la altura está dentro del rango de 0,3-1,0 mm, estás en el camino correcto. Si no, repite el paso 7.

Cuando estés seguro, lo primero es tocar las cuerdas al aire para verificar que vibran sin chocar contra los trastes.

¿Todo correcto? ahora es esencial que compruebes que no trastean al pulsarlas. Así que tócalas todas en todos los trastes y, al mismo tiempo, valora tu comodidad.

SI ya no tienes trasteos y zumbidos, entonces habrás terminado, y solo te faltará valorar si la acción es la que tu quieres.

Conclusiones

Como ves, ajustar el alma de un Bajo no es complicado si sabes lo que haces y te lo tomas con calma.

Lo que sí es un «pelín» más complicado es ajustar la acción del Bajo, pues como ya he comentado, a menudo entra en juego el ajuste del puente y la cejuela para configurarla correctamente.

Pero lo que es ajustar el alma en sí, es una «simple» cuestión de girar un tornillo con calma, y prestando atención a la reacción del mástil.

Eso sí, ¿después de todo te preguntas cómo evitar que el alma del bajo se desajuste? la respuesta es «de ninguna manera».

Lo que sí puedes hacer (y deberías) es cuidar tu instrumento para prevenir que suceda con mayor facilidad.

¿Cómo? lo primero, guardándolo en una buena funda para Bajo, y nunca cerca de una pared donde da el sol, una ventana, o un calefactor.

Lo segundo, procurando apoyar siempre el bajo en posición vertical sobre un buen soporte para que el mástil esté «liberado».

Y tercero, manteniendo el Bajo afinado, y jamás quitar las cuerdas (o aflojarlas) aunque te vayas de vacaciones 6 meses.

Puedes pensar que de este modo liberas de tensión a la madera y la proteges.

Y sí, la tensión de las cuerdas se la quitas, pero en ese caso también tendrías que quitar la tensión del alma, y ajustarla de nuevo cuando regreses.

De lo contrario, puedes dañar el Bajo eléctrico para siempre.

Y, aún así, tampoco tendría mucho sentido. Al fin y al cabo es conveniente que el mástil tenga una tensión estable y constante para que acomode perfectamente.

Por mi parte, nada más. Espero que esta guía para aprender a ajustar el alma del Bajo te haya servido de utilidad.

Nos vemos en el Groove, Bajista!

Artículos
que también pueden interesarte

En relación a esta entrada es posible que te interesen los siguientes temas.
Y si tienes alguna duda, no dudes en comentar o contactar conmigo.

Cómo cambiar las cuerdas del Bajo

Si por más que limpias tus cuerdas ya no hay manera de recuperar nada de su sonido, Bajista, ha llegado el momento que todos queremos retrasar. Por cierto, ¿sabes cómo cambiar las cuerdas correctamente?

Bajista,
necesito tu ayuda

paraBajoeléctrico.com es un proyecto gratuito y autogestionado, al cual dedico una gran cantidad de horas de trabajo, esfuerzo y dedicación en mi tiempo libre. Si te gustan los contenidos, y quieres apoyarme, estaré tremendamente agracido si comentas, compartes, o me invitas a un café para ayudarme a seguir despierto. Gracias, Bajista!

Deja un comentario