Puente para Bajo eléctrico

A menudo se piensa que el puente solo sirve para sujetar las cuerdas en el cuerpo. Pero, pese a ser cierto, este componente tiene un cometido mucho más importante. Aquí te cuento todo sobre los distintos tipos de puente para Bajo y sus características.

Puente para bajo

Puente para Bajo:
tipos y características

Personalmente, una de las primeras cosas en las que suelo fijar antes de comprar un instrumento es en el Puente para Bajo eléctrico.

Para mi es uno de los aspectos diferenciales que me inclinan a la elección de un Bajo u otro, independientemente de su gama o precio.

Hasta tal punto que, pese a ser fan de los Bajos Fender, nunca he comprado ninguno porque no me gusta su puente en la mayoría de modelos.

No pienses mal. Con esto no quiere decir que el puente de un Bajo de gama media/alta o alta de algunas marcas como esta sean malos.

Y sí, por supuesto que si no te convence alguna de las partes de un Bajo puedes cambiarlas por otras.

Pero, en este sentido, prefiero otros sistemas de fijación más robustos. Como por ejemplo los que montan los Bajos de la marca G&L o Warwik.

¿Por qué? en primer lugar por subjetividad personal, y en segundo porque un puente no debemos verlo solo como la pieza de anclaje de las cuerdas para Bajo (que también).

Sino que, además de ser una pieza clave a la hora ajustar la acción y afinar el Bajo de forma fácil y correcta, juega un papel fundamental en la resonancia del instrumento.

Es decir, en función de sus características de construcción y masa total, cada tipo de puente afecta de forma determinante al sustain y sonido final del Bajo.

Por eso creo que es tan interesante dedicar un artículo exclusivo a este componente.

Porque un puente de mala calidad, mal ajustado, o mal escogido para tus gustos, puede arruinar un buen instrumento.

Y porque a la hora de comprar un Bajo acorde a tu estilo, o mejorar el que ya tienes, es tan importante como las pastillas, las maderas o la calidad del circuito.

Qué es el puente

El puente de un Bajo, también llamad Bridge en inglés, es una de las piezas más importante en cualquier instrumento de cuerda pulsada/frotada.

En concreto, es el componente metálico que se encuentra en el extremo inferior del cuerpo, siendo el punto de anclaje de las cuerdas opuesto a las clavijas del Bajo.

El puente es la pieza metálica atornillada al cuerpo del Bajo donde se ajustan y apoyan las cuerdas.

Ahora bien, antes de analizar todas las funcionalidades de este componente, veamos rápidamente los elementos que lo componen.

Nota: un correcto mantenimiento del Bajo puede ayudarnos a prevenir decenas de incidentes. Por eso te recomiendo revisar la guía sobre cómo limpiar un Bajo eléctrico para evitar, entre otras cosas, tener que invertir en un puente nuevo.

tipos de puentes para bajo eléctrico

Partes
del puente para Bajo eléctrico

Lo primero que debemos tener claro es que no existe un único modelo de puente para Bajo eléctrico.

De hecho, cada marca suele utilizar sus propios puentes personalizados que caracterizan a sus instrumentos (tanto a nivel estético como funcional).

Aún así, por generalizar diremos que un puente siempre está formado por 2 piezas básicas:

Más adelante veremos como ambas varían en forma y tamaño dependiendo del tipo de puente.

Pero a resumidas cuentas, estos son los dos componentes que constituyen el puente de un bajo, y los cuales nos sirven para configurar el ajuste y sonido del instrumento.

Placa de fijación

La placa de fijación es el componente metálico principal de un puente.

Es la parte que va atornillada al cuerpo, y que sirve de soporte tanto para el resto de piezas del puente (guías y selletas), como para el anclaje de las cuerdas.

Es decir, es en la placa donde solemos encontrar los orificios a través de los cuales podemos cambiar las cuerdas, y fijarlas sirviendo de tope para la bola que incluyen en su extremo.

Aunque, conforme a esto último, no siempre es así.

Puesto que hay Bajos eléctricos que te dan la posibilidad de enganchar las cuerdas a través del cuerpo.

De todos modos, la placa de fijación no solo sirve para atornillar el puente al cuerpo y soportar la posición y tensión de las cuerdas.

Sino que conforme a sus características de construcción y (materiales y diseño), esta pieza es capaz de aportar un carácter u otro al sustain y sonido final del Bajo.

Por ejemplo, uno de los mayores problemas en Bajos eléctricos baratos de gama baja es la aleación de metales utilizada para la placa de fijación del puente.

Y es que, los puentes de mala calidad están fabricados con aleaciones blandas y porosas, que provocan que esta pieza sea endeble y con falta de cuerpo.

Sin embargo, un puente para bajo de buena calidad casi siempre está fabricado en aluminio o latón.

¿Por qué? básicamente por 2 razones:

  • Son materiales de gran consistencia, y resisten mejor la tensión de las cuerdas y los golpes.
  • Aportan más resonancia (transmisión de vibración) del cuerpo, y mejoran el sustain del Bajo.

En este sentido, también cabe señalar que, cuanto más grande sea la placa, y mayor masa tenga el puente en general, mayor será dicha resonancia.

Guías

Las guías del puente son el mecanismo que incluye la placa de fijación para fijar y sujetar la posición de las selletas.

Lo lógico, y normal, es que un puente de bajo con una mínima calidad tenga una guía individual para cada selleta.

Es decir, que cuente con una cavidad, orifico individual, raíl, o cualquier otro sistema de guía, en función del número de cuerdas que tenga el Bajo.

Y esto es algo básico.

Pues, como vamos a ver, las selletas deben poder moverse en altura y longitud (hacia delante o hacia atrás) para ajustar correctamente el puente.

Pero lateralmente deben estar fijas para mantener una correcta separación de cuerdas. Es decir, de ningún modo deberían «bailar».

Selletas

Por último, las selletas son las piezas individuales sobre la que reposa cada cuerda.

Este componente del puente suele ser de metal, aunque en algunos casos también puede estar fabricado con algún tipo de plástico duro.

Pero sea cual sea el caso, en ellas siempre encontramos una pequeña hendidura sobre la que se acomodan las cuerdas, y una serie de tornillos que nos permiten ajustar su altura y distancia.

Es decir, nos permiten ajustar la acción y octavar (quintar) el Bajo eléctrico.

¿Acción? ¿octavar? ¿qué es todo esto? vamos a detallarlo, Bajista!

Para qué sirve
el puente de un Bajo

A simple vista, el puente de un Bajo eléctrico tiene la misión principal de ser el punto de anclaje fijo sobre el que sujetamos las cuerdas.

Y no es para menos, ya que al girar las clavijas, necesitamos una pieza que esté totalmente estable para ajustar la tensión y poder afinar con precisión.

No obstante, la función del puente va mucho más allá.

Por ejemplo, el fabricante debe saber a qué altura del cuerpo debe colocarlo exactamente. Pues la distancia de este hasta la cejuela determina la escala del Bajo.

Además, como acabamos de ver, en función de su tamaño y materiales, también afecta a la resonancia general del cuerpo, siendo capaz de influir en el tono y sustain final.

Pero si nos centramos en las selletas, estas piezas son las que nos permiten configurar la altura y longitud de vibración de las cuerdas:

  • Ajusta la acción
  • Octavar

Por lo que que el puente «esconde» otras funciones igual, o incluso más importantes que simplemente sujetar las cuerdas: ajustar el Bajo eléctrico.

Algo que, como Bajista, debes tener en cuenta para hacer un correcto mantenimiento de tu instrumento.

Permíteme que te explique un poco más en qué consisten estos ajustes del puente:

Ajustar la acción

Llamamos acción a la altura de las cuerdas con respecto al diapasón del Bajo.

Es decir, a la distancia que hay entre ellas y los trastes.

Este ajuste se realiza subiendo o bajando la altura de las selletas de forma individual, o bien el puente completo dependiendo del modelo.

De tal manera que, cuanto más altas estén, mayor será la separación de las cuerdas (acción alta). Y cuanto más bajas, más pegadas a los trastes (acción baja).

Ahora bien, para configurar una acción correcta, primero hay que asegurarse de ajustar el alma para que el mástil tenga una curvatura adecuada.

De lo contrario tendremos serias dificultades para encontrar una altura cómoda sin experimentar problemas de trasteo.

Si quieres saber cómo ajustar la acción de un Bajo, te recomiendo que estés atenta/o al artículo específico en el que te diré cuál es la forma correcta.

Octavar (quintar)

Llamamos octavar a la acción de ajustar la distancia entre las selletas y la cejuela.

Es decir, la distancia de vibración de las cuerdas al aire.

Este ajuste se realiza moviendo hacia atrás o hacia adelante esta pieza, mediante el tornillo que encontrarás en la parte posterior del puente.

De tal manera que, cuanto más cerca estén de la cejuela, menor será la distancia de vibración aumentando el tono de la cuerda al aire (más aguda). Y viceversa.

Este ajuste es esencial (especialmente en Bajos de gama baja o media/baja), pues de el depende que el instrumento esté bien afinado en todos los trastes.

Y es que, cuando un Bajo está mal quintado, por mucho que afinas bien al aire, las notas inferiores se van alterando.

Si quieres saber cómo octavar un Bajo eléctrico, te recomiendo que estés atenta/o al artículo específico en el que te diré cuál es la forma correcta de hacerlo.

Puente de bajo eléctrico

Tipos
de puente para Bajo eléctrico

Genial, Bajista. Para cerrar este anexo del curso me gustaría enseñarte algunos de los tipos de puentes para Bajo más habituales.

En este sentido, podemos hablar 5 modelos muy utilizados:

  • Estándar
  • Hipshot
  • Schaller
  • Mono raíl
  • Warwik

Ahora bien, que estos cinco tipos sean los más utilizados no quiere decir que todos sean igual de buenos.

Por ejemplo, el puente estándar tiene la ventaja de abaratar el coste del instrumento. Pero su calidad no es ni tan siquiera comparable a uno tipo Schaller.

Por eso son los típicos puentes de Bajos eléctricos de gama baja o mediam/baja.

Y claro, como te comentaba al principio, al menos para mí es un factor decisivo a la hora de comprar un Bajo eléctrico u otro.

Quizá no si quiero comprar un Bajo para probarlo (por ejemplo un Fender Squier fretless). Ya que si el instrumento me gusta puedo ponerle un puente mejor sin que encarezca el precio demasiado.

Pero desde luego sí que me parece un factor determinante a la hora de gastarse mucho dinero en un gama alta.

Y no porque un Bajo caro pueda tener un puente malo (que no suele ser el caso). Sino porque en función de tus gustos y/o estilo seguramente prefieras las prestaciones de uno u otro.

Así que para que te hagas una idea, a continuación te dejo una breve descripción de cada tipo de puente.

Puente estándar

El puente tipo estándar es el que se encuentra en todos los Bajos de gama baja o media/baja, independientemente de la marca o modelo.

Suelen contar con una placa de fijación básica, endeble y con muy poca masa. Por lo que no aportan mucho sustain al instrumento.

Además no suelen tener raíles o guías para las selletas, ni tampoco un tope en los laterales que impida que se puedan mover lateralmente, y que esto afecte a la entonación y ajuste de las cuerdas.

Y por supuesto, aunque nos permiten quintar y ajustar la acción del Bajo, basta con mover un par de veces los tornillos para darse cuenta de la inestabilidad de sus componentes, y de lo rápido que se rallan al más mínimo roce.

No obstante, son los más económicos y apropiados para Bajistas principiantes, o profesionales que compran un instrumento barato pensando en modificaciones a medio/largo plazo.

Puente schaller

El puente tipo Schaller son una versión mejorada de los estándar, ya que en este caso sí cuentan con una guía para la fijación de selletas.

Por lo que tienen la ventaja de asegurar una correcta posición y separación de cuerdas, y con ello permitir un buen ajuste del Bajo eléctrico.

Además, pese a no contar con nada que separe las selletas entre sí, ni tampoco topes en los laterales, los tornillos y muelles están protegidos por una coraza metálica que hace más robusto al sistema de ajuste.

De este modo, no solo ofrece más flexibilidad y seguridad a la hora de ajustar el instrumento. Sino que también aporta algo más de resonancia al cuerpo, mejorando las prestaciones en cuanto a sustain y tono general.

Eso sí, un particularidad de este puente de Bajo es que suele ser un accesorio de «customización». Es decir, que no suele utilizarse en instrumentos producidos en serie pese a ser «económicos».

Puente hipshot

El puente tipo hipshot es un modelo que, a diferencia de los puentes estándar, tiene buena masa e incluye un raíl individual por cada selleta.

De este modo, cada una está separada de las colindantes. Lo que permite que no interfieran entre ellas, y que no se muevan lateralmente.

Por eso, este es uno de los tipos de puentes más recomendados. Ya que son robustos, aportan un buen sustain, y su firmeza aguanta muy bien la vibración de las cuerdas (no necesitan ajustarse a menudo.

En este sentido, cabe destacar que los hipshot no tienen un sistema de fijación de cuerdas basado en agujeros, sino en ranuras. De tal manera que es más rápido cambiarlas, y hay menos riesgo de dañarlas por roce.

Pero claro, todo esto se traduce en una sola cosa: dinero. Así que, si quieres un Bajo con este tipo de puente, tendrás que rascarte el bolsillo, u optar por un Bajo de gama media/alta en adelante.

Puente mono raíl

El puente tipo mono raíl, como su nombre indica, tiene la peculiaridad de no disponer de una placa de fijación para las selletas.

Es decir, cada cuerda tiene su propia pieza de anclaje y ajuste individual e independiente de las demás. Por lo que no interfieren entre ellas.

Esta característica permite que cada soporte tenga una mejor fijación al cuerpo, y una mayor resistencia a los movimientos. Por lo que ofrecen un buen sustain, y un buen mantenimiento de ajustes.

Además, aunque hay varios modelos diferentes de puentes mono raíl, muchos de ellos incluyen un doble sistema de fijación de cuerdas, permitiéndonos anclarlas de forma estándar o a través del cuerpo.

Un aspecto muy interesante si tu Bajo tiene los orificios para ello, y quieres mejorar el instrumento cambiando este componente.

Puente Warwik

El puente tipo Warwik es el puente característico de esta marca de Bajos eléctricos, y tiene la particularidad de estar dividido en dos partes.

Por un lado, cuenta con un componente específico que se coloca en el extremo del cuerpo, solo para el anclaje y fijación de las cuerdas.

Por otro, cuenta con una pieza independiente en la que se encuentran las selletas, a través de la cual podemos controlar los parámetros de altura y distancia (acción y octavación).

Se supone que de este modo, al separar la pieza de las selletas de la de anclaje disminuye la tensión de la cuerda, y se reduce las posibilidades de que se rompa en ese punto.

Pero lo más interesante de los puentes Warwik es que nos permiten configurar la inclinación de las cuerdas elevando la pieza de ajuste.

Esto causa que las cuerdas ganen tensión y sustain, al igual que sucede con el ángulo de inclinación de las mismas en la zona de la cejuela.

Deja un comentario